•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ministerio Público acusó ayer a seis miembros del grupo de seguridad Los Dantos por el crimen de Wilber Francisco Moreira Rodríguez, de 29 años, ocurrido el pasado lunes en el mercado Oriental. La víctima recibió una puñalada en el pecho.

Los Dantos realizan vigilancia voluntaria en este centro de compras. A los acusados se les inculpa de homicidio, portación ilegal de armas de fuego y lesiones graves. No obstante, el Ministerio Público especificó que el responsable directo de la muerte de Moreira Rodriguez es Oliver Jarquín, quien supuestamente propinó la puñalada, este último está prófugo. 

Entre los acusados también está el jefe de este grupo Carlos Barberena. El Ministerio Público acusa específicamente a Barberena de ser incitador del crimen. De igual manera incriminan a Yeral Martínez, a Alexander Guadamuz y a Harbi Ruiz, todos miembros de Los Dantos, de ser incitadores.

Los hechos ocurrieron en el mercado Oriental el pasado 26 de febrero aproximadamente a las 5:00 p.m.

El Ministerio Público indicó que en el centro de compras se originó una pelea entre la víctima y los miembros de Los Dantos, donde también resultaron lesionadas otras dos personas. Al momento de los hechos, presuntamente la víctima se dirigía en compañía de alguien a comprar una bebida.

La narración de los hechos describe que el occiso y su acompañante se encontraban a unos metros hacia el norte de la entrada a la Estación Uno de la Policía Nacional. En ese momento, son alcanzados por los miembros del grupo de seguridad y Junior Hernández, uno de los vigilantes amenazó con una pistola no autorizada a la víctima y su compañero. Hernández es acusado de tenencia ilegal de armas.

El Ministerio Público dijo que supuestamente Los Dantos arremetieron con golpes al occiso y su acompañante y Barberena después intentó ponerle unas esposas, pero Moreira Rodríguez puso resistencia.

Pero ante la resistencia de la víctima, Alexander José Guadamuz sacó un cuchillo lo amenazó, mientras que otro acusado Yeral Martínez supuestamente le daba golpes a la víctima con su puño. 

Estocada mortal

Finalmente durante el forcejeo los acusados le dijeron a Oliver Jarquín que apuñalara a Moreira Rodríguez, narra el Ministerio Público.

Supuestamente Jarquín le propinó la estocada a la altura del pecho. Dos personas intervienen en el hecho para ayudar a la víctima, Jason Moreira y Edman Palacios, no obstante, Junior David Hernández los amenazó con la pistola que poseía. 

Luego llegó la pareja del occiso identificada como Jenny Lezama y de esa manera Moreira y Palacios lograron llevárselo para trasladarlo a un hospital.

El jefe de Los Dantos, Barberena insiste que el fallecido se dedicaba a robar a los compradores. Los acusados fueron dejados en prisión preventiva.