•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de 40 agremiados de la Cámara de Panaderos de Managua (Apama) se reunieron ayer para discutir aspectos referidos a la estructura de costos con la que operan y que según sus cálculos les deja pérdidas del 16%.

Según dirigentes de Apama, las pérdidas con las que actualmente operan han quedado consignadas en una estructura de costos elaborada por una comisión mixta integrada por técnicos del Gobierno y de la Cámara en diciembre pasado.

“Como consecuencia de esta reunión entre el Gobierno y técnicos nuestros, llegamos a la conclusión de que hay una pérdida neta de -16% por producir pan en Nicaragua; eso básicamente tiene en una quiebra técnica a todas las panaderías”, mencionó Ermis Morales, responsable del área de capacitación de Apama.

Propondrán incremento

En el documento se incluyen elementos tales como inversión directa para la elaboración del pan, gastos indirectos, gastos administrativos y gastos de venta.

Al respecto Morales menciona que actualmente un panificador invierte 2,610 córdobas para producir un quintal de harina; del cual se obtiene aproximadamente 250 bolsas de pan.

”La venta de ese producto te deja ingresos de 2,300 córdobas, entonces hay menos 310 córdobas en los costos de producción que los está absorbiendo la familia del panadero cada día más cansado y no recibe paga alguna por esa labor”, mencionó Morales, al justificar un eventual incremento en ese producto.

Agregó que parte de las pérdidas se subsanarían al incrementar en aproximadamente 20% el precio del producto.

“Por ejemplo, una bolsa que nosotros actualmente damos al pulpero en 10 córdobas, darla en 12, la que se da en 16, vendérsela en 20 y así este (pulpero) pueda hacer un incremento mínimo al consumidor para que el bollo se venda entre 1.50 o 2 córdobas”, dijo Morales.

Ermis Morales, responsable del área de capacitación de Apama.

El dirigente mencionó que a finales de este mes esperan poder sostener una reunión con el Gabinete de Producción, Consumo y Comercio  al cual le plantearían este eventual incremento al precio del pan. 

Por su parte Juan Pablo Estrada, presidente de Apama, agregó que según sus registros a nivel nacional existen más de 7,000 panaderías, en su gran mayoría pequeñas, por lo que los altos costos de producción impactan en la sostenibilidad de las empresas.

Agregó que otro de los planteamientos que trasladarán al Gobierno es la necesidad de encontrar un mecanismo para limitar el ingreso de pan proveniente de otros países de la región.