•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Chinandega, una parvada de chocoyos, tres loras y un cocodrilo escaparon de ser vendidos como mascotas.

La delegada del Ministerio de Recursos Naturales y del Ambiente (Marena), Ana Julia Vargas, informó que en un bus de transporte público, que tiene la ruta hacia Somotillo, encontró a una persona que llevaba tres loras y 29 chocoyos, con rumbo a comercializarlos fuera del país.

Vargas fue escueta: “Fueron 32 psitácidos, animales en peligro de extinción, los liberados en la finca San José, localizada en el área protegida del volcán Casita, propiedad del productor manisero Evert Chavarría, oriundo de Posoltega”.

El biólogo Milton Salazar, quien ha realizado conteos de las aves en los sitios de anidación local, dijo que en lo que se conoce como reserva natural del volcán Cosigüina abundaban las especies como la lora “nuca amarilla”, y el cotorro “frente blanca”, población que ha reducido su hábitat por los incendios forestales y el despale de la zona.

“Están en peligro de extinción. Se necesita que las autoridades jueguen bien su papel de protector de la flora y la fauna. En verano, cuando el hambre se siente, se buscan alternativas, como la venta de leña y la captura de aves exóticas, pero es un daño al medio ambiente, irreparable”, dijo el experto.

Aparece cocodrilo

Efectivos militares, pertenecientes a la Fuerza Naval del Pacífico, en coordinación con Marena, abordaron una lancha rápida para trasladarse al estero de El Realejo para liberar en su hábitat a un cocodrilo que medía 40 centímetros de largo, y de aproximadamente un año de edad.

Vargas declaró que “personas que se dedican a la venta ilegal de garrobos se encontraban ofertando el cocodrilo en la zona de Río Chiquito, jurisdicción de El Viejo, el cual tenía un precio de 300 córdobas”, pero fue rematado en C$100.

Joel Díaz Sequeira es el nombre con el que identifican a este ciudadano amante de los animales, que decidió comprar el animal y depositarlo en Marena, con el único interés de que las autoridades lo devolvieran a un ambiente adecuado.

Hasta el momento, no se registra a ninguna persona capturada por estos últimos incidentes de fin de semana.