•  |
  •  |
  • END

Todos los números de teléfonos de Nicaragua hoy amanecieron con un dígito más, y ahora son ocho cifras en total. Los directivos de Telcor, Enitel y Movistar ayer anunciaron este cambio, y para asimilarlo, recomendaron nomás anteponer el 2 para las llamadas a las líneas convencionales y el 8 para los celulares. Con este proceso el país ahora dispone de 80 millones de recursos para abastecer el mercado durante 50 años.

Al menos eso explicó Orlando Castillo Castillo, Presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), quien subrayó que con los siete dígitos que funcionaron hasta ayer a las doce de la noche (cero horas de hoy), el país tenía unos ocho millones de números telefónicos disponibles para las dos empresas operadoras, y ahora amanecimos con 80 millones en total. “Suficiente para unos 50 años”, apuntó.

Castillo dijo que este cambio amplía los recursos de numeración disponibles en Nicaragua, los que son regulados por el Estado mediante Telcor, y eso permitirá a las empresas no sólo aumentar la cantidad de usuarios de la telefonía celular (móvil) y convencional (fija o básica), sino generar nuevas inversiones, nuevos servicios y otros valores agregados en las ofertas ya existentes.

Uniformidad

“Este cambio, la integración de otro dígito, es un salto a la modernización porque nos uniformamos con la cantidad de dígitos a nivel centroamericano y latinoamericano, y también anuncia la base del desarrollo de las telecomunicaciones”, prometió.

Estimó que “todavía en Nicaragua existe un 50 por ciento de usuarios de telefonía celular y convencional más, que son posibles usuarios y compradores de este servicio, y con este cambio estamos buscando la expansión del servicio”.

El titular de Telcor explicó que la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel) tenía asignados unos cuatro millones de números para las dos modalidades de telefonía que ofrece, mientras que Movistar tenía dos millones para su oferta de celulares. “Otra parte de los números estaba en reserva pero ya nos quedaban nada más unos 600 mil, y por eso empezamos el proceso de aumentar dígitos”, señaló.

Apenas 10% de convencionales

Pese a la cantidad de números asignados, precisó que las dos empresas, sin embargo, cerraron el año 2008 reportando un total de 280 mil usuarios activos en la telefonía básica y unos tres millones en telefonía celular.

El presidente del ente regulador brindó estas declaraciones en una conferencia de prensa donde estuvo flanqueado por representantes de las dos empresas operadoras de telefonía: Roberto Sansón, Gerente General de Enitel, y Juan Manuel Argüello, Director de País de Telefónica Movistar.

No aplica a números de emergencia

Los tres detallaron que este cambio de numeración no afectará, sin embargo, a los números de teléfonos de emergencia que tienen tres dígitos, como el 128 de Cruz Roja Nicaragüense y el 115 de los Bomberos. Tampoco se aplicará a los números de cobro revertido automático, que empiezan con la cifra 1-800.

Explicaron que el proceso de cambio inició a fines de 2007 y conforme lo programado, hoy no debería haber incidencia alguna pues ya fueron afinados todos los detalles técnicos. Incluso, Argüello, de Movistar, reveló que en los últimos días hicieron pruebas a la media noche para verificar que todo funcionara a la perfección.

Sansón, de Enitel-Claro, aseguró que la compañía estuvo lista para este cambio desde hace una semana y hoy esperan seguir de cerca el proceso, por eso ofrecerán una conferencia de prensa a las cuatro de la tarde para revelar cualquier incidencia al respecto.

El titular de Telcor se declaró satisfecho con este proceso de cambio y la colaboración que ha recibido de ambas empresas, pues el ente regulador no gastó ni un centavo, sino que ellas asumieron todos los costos, incluyendo la publicidad.

Destacó que la eficiencia de ambas empresas se demuestra en que los usuarios de teléfonos son los que menos se quejan, y eso se puede verificar al revisar todos los reclamos de los servicios públicos. “El sector de las telecomunicaciones es el que acumula menos reclamos de todos”, dijo.

El último cambio de numeración fue el seis de diciembre de 2004, cuando la telefonía fija, básica o convencional; pasó de seis a siete dígitos para uniformarse con la numeración de los celulares.

Nuevas empresas exploran

El presidente del ente regulador también reveló que varias empresas se han acercado a Telcor buscando entrar al mercado de la telefonía. “Solicitudes formales no tenemos. Ha venido gente a Telcor a preguntar si el Gobierno estaría dispuesto a promover el ingreso de nuevas empresas de telecomunicaciones… Nosotros no hemos respondido porque no podemos hablar por todo el Gobierno pero no hemos descartado la posibilidad”, señaló.

Castillo también reveló que ya tienen lista una propuesta de nueva Ley General de Telecomunicaciones, que reemplazaría a la Ley número 200 que hoy está en vigencia. No obstante, refirió que antes de enviarla a la Presidencia de la República en unos 60 días, será consultada a las empresas operadoras y los medios de comunicación para que brinden sus aportes.

Consultarán propuesta de Ley

Manifestó que el equipo legal de Telcor está volcado en estas labores, y en mayo próximo inician las consultas “por separado” con los ejecutivos de las estaciones de televisión que operan en los canales 2 y 10. “Después vamos con los dueños de los otros canales, los dueños de radio, de televisión por suscripción y la ciudadanía, para después enviarla al Ejecutivo”, mencionó.

“Cada quien puede presentar lo que quiera, en el tiempo que quiera”, dijo Castillo, tras conocer que en el Parlamento también se discute otra propuesta de Ley. “Nosotros queremos escuchar de todos qué debería tener una nueva ley. Podría ser una licencia indefinida, siempre y cuando se cumpla con los requisitos y los detalles técnicos anunciados en su solicitud o licencia antigua”, agregó.

No quiso adelantarse a decir qué sería lo más recomendable respecto de la vigencia de las licencias para las estaciones de radio y televisión, pero estimó que buscarán ordenar el problema de que los dueños anuncian una gran cobertura con programación 10 por ciento nacional, “y después no cumplen”.