•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En un lugar desértico quedaron convertidas aproximadamente 12 manzanas de pastizales ubicadas a ambos lados de la carretera Panamericana Norte, porque tomaron fuego al mediodía del lunes.

La quema del monte hizo que una densa columna de humo, que salía de ambos lados de la carretera, cubriera un pequeño trecho de la ruta internacional, obligando a los conductores a reducir la velocidad por la falta de visibilidad.

El incendio forestal, causado presumiblemente por cazadores de garrobo, arrasó de manera simultánea con las manzanas de tierra localizadas en los bordes norte y sur de la transitada carretera.

Al sitio del incendio llegaron los apagafuegos de la Dirección General de Bomberos de servicio en Tipitapa, pero fue poco o nada lo que pudieron hacer para controlar las llamas que avanzaron rápidamente en el campo por los fuertes vientos.

Entre el 1 de enero de 2018 y el 28 febrero del mismo año el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua reportó 52 incendios de monte o incendios forestales, en su mayoría causados por quienes buscan garrobos.

Olmo Noguera, jefe de operaciones de esa institución de socorro que ahora tiene una brigada especializada en controlar incendios forestales, señaló que en el año 2017 un total de 411 hectáreas de bosque se combustionaron.

En el transcurso de 2018, el incendio forestal de mayor gravedad en la zona de Managua ocurrió hace tres semanas en el kilómetro 55 de la carretera a Villa El Carmen, hacia Masachapa. Durante tres días lucharon para proteger la Reserva Natura, la cual está destinada a la conservación del bosque seco tropical.