•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mynor Cordón recorre diario en su triciclo, alrededor de 7 kilómetros desde Diriamba hasta Jinotepe, pasando primeramente por el pequeño pueblo de Dolores, Carazo. Lleva de carga distintos tipos de libros. Su propósito es que las personas desarrollen el hábito de la lectura.

“Este proyecto nació en Diriamba, es caraceño, en La Bicicloteca llevo libros usados y nuevos, la idea es vender algunos a un bajo costo, pero si las personas desean leer yo presto, sabemos que existen bibliotecas, librerías y ventas, pero mi idea es colaborar de una manera creativa a la promoción de la lectura”, dijo Cordón.

También comentó que la mayor demanda son las novelas y que en su mayoría son jóvenes de 15 a 18 años de edad quienes las leen.
“Aquí anda de todo tipo de libros, dentro de La Bicicloteca hay historia, novelas, cuentos, drama, poesía, entre otros, lo que hago es que voy al parque de Diriamba y Jinotepe, ahí las personas pueden leer en un ambiente agradable. Les presto los libros y promuevo  la lectura”, alegó el bibliotecario de vocación.

Mynor Cordón es un bibliotecario bien reconocido en Carazo, por ser un impulsador de la lectura sana, actualmente es propietario de las bibliotecas Semillas de Diriamba y Masatepe.

“Con La Bicicloteca la mayoría de los libros no se pueden leer en una tarde, entonces como yo los presto, la gente me los entrega y al día siguiente vuelven a llegar al parque para seguir leyendo, no es fácil porque se corre el riesgo de que alguien se lleve el libro, pero eso es así cuando se ofrece algo en la calle”, expresó entre risas Cordón.

Los lunes, miércoles y viernes, Mynor Cordón llega al parque central de Jinotepe, martes y jueves al de Diriamba desde las tres de la tarde hasta las seis.

Cazador de libros

En sus días libres, Cordón se dedica a apoyar a una biblioteca que promueve la lectura en las zonas rurales del municipio de Diriamba y Santa Teresa, asimismo, se dedica a buscar libros por todo a lados.

“Siempre ando en busca de libros, cazando libros buenos, de repente me doy cuenta que alguien está vendiendo un libro y me dejo ir a comprarlo, pero también le digo a la gente que se aceptan donaciones de libros y que serán bien cuidados y ayudarán a otros a desarrollar el bello hábito de la lectura”, añadió.

Proyecto Don Quijote

Don Quijote y Sancho Panza, se llama otro de los proyectos del amante de la lectura, este es un cafetín ubicado en la ciudad de Jinotepe, donde se promueve la lectura, se sirve café orgánico  y pan alemán, la idea es siempre llamar la atención de jóvenes, niños y adultos para que lean.