•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unas 900 hectáreas de bosques de pino fueron calcinadas en la zona norte de Nicaragua por un incendio que lleva tres días fuera de control, informó hoy la Dirección General de Bomberos (DGB).

El incendio, que no ha cobrado víctimas, afecta el sur del municipio de Dipilto, fronterizo con Honduras, según la información oficial.

Hasta ahora los esfuerzos de la DGB y del Batallón de Infantería Permanente del Ejército de Nicaragua han sido en vano, resaltaron las autoridades, a través de medios del Gobierno.

Una de las principales razones de la propagación del fuego es el viento, con ráfagas que este martes alcanzaron los 12 kilómetros por hora, según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Las autoridades nicaragüenses mostraron preocupación, ya que el fuego avanza hacia el poblado de Dipilto, y para este miércoles la velocidad máxima de los vientos podría alcanzar los 30 kilómetros por hora.

Los incendios están entre los riesgos de desastres que amenazan cada año a Nicaragua, en especial los que se dan en zonas forestales, ya que pueden calcinar innumerables hectáreas de bosques, sobre todo en la época seca, que va de diciembre a mayo.

Nicaragua pierde cada año 70.000 hectáreas de cobertura forestal, según datos oficiales.