•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Liberal Nicaragüense  (ALN) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) aún esperan que el Consejo Supremo Electoral (CSE) acredite a un determinado número de concejales electos en los pasados comicios municipales de noviembre, para que estos puedan ejercer sus funciones en distintas municipios.

En el caso de la organización ALN, “son 22 concejales propietarios y suplentes  que no pueden hacer su trabajo, ni contribuir al desarrollo de sus localidades. Fueron electos en los municipios de La Paz y La Conquista, del departamento de Carazo”, dijo Alejandro Mejía Ferreti, presidente nacional de este partido.

“Hemos pedido a las autoridades que cumplan con la acreditación de los mismos. El presidente departamental de ALN, Isidro Córdoba, excandidato a alcalde en La Conquista, envió cartas en varias ocasiones al presidente del Consejo Electoral de Carazo y aquí en Managua he sostenido conversaciones con el secretario del CSE y nos dicen que estudian la situación, creo que falta voluntad política”, comentó Mejía.

Por su parte, el “PLC tiene a 87 concejales de distintos municipios que no han recibido su acreditación y no han podido ejercer sus funciones, particularmente la afectación es mayor en Rancho Grande, departamento de Matagalpa”, indicó Jorge Irías, director de comunicaciones de este partido.  

“Se ha mantenido la comunicación con el CSE y todavía no confirman cuándo se resolverá el problema”, agregó Irías. 

Ambos representantes de estos partidos políticos coincidieron en que, por distintas razones, sus concejales electos no pudieron estar en la ceremonia oficial en la que el CSE entregó las credenciales. Aducen que no recibieron el documento porque se les avisó tarde de la ceremonia, o porque a última hora hubo cambios de tiempo y de sede.   

Tienen lista propuesta de reforma electoral 

Alfredo César, presidente del Partido Conservador (PC), indicó ayer que esta institución tiene lista una propuesta para crear una nueva ley electoral, que derogaría la vigente, pero dijo que esperan el momento oportuno para hacer pública esta propuesta. 

“El documento del proyecto de nuestra propuesta para la nueva ley electoral está listo, pero consideramos que no es el momento de presentarlo. Queremos ver primero que se integre la mesa de negociación con la facilitación de la OEA, como está previsto, para proceder a presentar la propuesta a los nicaragüenses y a los actores políticos”, sostuvo César.  

“No proponemos reformar la ley electoral sino aprobar una nueva. No planteamos cambios en la Constitución Política, como otras propuestas que han hecho y que piden el establecimiento de un instituto independiente de cedulación, lo que implica reformar la Constitución”, comentó César.