•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, señaló hoy a través de los medios del Gobierno, que el país centroamericano debe seguir trabajando en mejorar la cultura que representa la discriminación hacia las mujeres y genera un "rezago" en la sociedad nicaragüense.

La Primera Dama indicó en su alocución diaria que se debe seguir "trabajando duro" por mejorar la educación "sobre todo en el campo de la cultura que es donde siempre hay rezagos y cuando digo cultura, me refiero a la vida cotidiana, me refiero a esos aspectos que quedan, que permanecen en el lenguaje, los gestos y que de alguna manera, de muchas maneras representan discriminación a la mujer".

La dignataria reiteró que este trabajo se debe realizar fundamentalmente desde las escuelas "para generar conciencia de derechos en las niñas, y en los niños de respeto".

Asimismo, afirmó que "tenemos todavía retos, retos grandes, y esos retos se enfrentan desde la educación".

Para Murillo, esos retos se deben "trabajar desde la niñez para ir cambiando la cultura, esa cultura que nos dejó condicionadas, relegadas, discriminadas, excluidas, nosotros hemos venido afirmando caminos, tomando medidas institucionalmente hablando, partiendo de lo que es el coraje, el carácter, la capacidad, la calidad de la mujer nicaragüense".

Finalmente, la vicepresidenta instó a que se respete la dignidad de las mujeres como seres humanos, "se establezca desde la primera infancia", y que permita el reconocimiento de la mujer con equidad "es decir, sabernos seres humanos, las mujeres seres humanos, completo, merecedoras de respeto y reconocimiento".

Este 8 de marzo diferentes instituciones y organizaciones realizarán marchas con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer.