•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, indicó este miércoles que la junta directiva del Poder Legislativo rechazó la iniciativa de Ley del Nacimiento Humanizado presentada por la legisladora María Fernanda Flores. La propuesta está orientada a reducir las cesáreas.   

“La junta directiva ha discutido a fondo esta situación (la iniciativa) y ha decidido no darle pase y rechazarla”, señaló Porras al finalizar ayer una reunión de junta directiva. 

Porras argumentó que el anteproyecto de ley “creaba inestabilidad y una situación de amenaza para el gremio médico y trabajadores de la salud”. 

Agregó que la propuesta incluía una reforma al Código Penal para encarcelar a los médicos e inhabilitarlos hasta por tres años.

La postura del PLC consiste en que las cesáreas no justificadas son una forma de violencia hacia las mujeres. Foto: Archivo/END -

El Artículo 9 de la iniciativa de Ley del Nacimiento Humanizado establecía prisión de uno a tres años e inhabilitación especial por el mismo período del profesional, técnico y auxiliar de salud que realizara o participara en una operación de cesárea cuando se hubiese comprobado que no era necesario hacerlo y cuando la mujer fuese sometida a esta operación  sin haber recibido una debida atención médica.  

“Se acaba la amenaza que sentían los médicos, las enfermeras y auxiliares”, señaló Porras, agregando que “nosotros queremos que haya tranquilidad”. 

El presidente del Poder Legislativo, médico de profesión, explicó que las restricciones y decisiones médicas solo le corresponde tomarlas a quienes realmente saben y a las familias, porque “incluso ahora las cosas son con consentimiento informado, se debe consultar a las familias” para “tomar las decisión frente a una cesárea o no, o sobre cualquier procedimiento”.

La propuesta del PLC pretendía acercar la tasa de cesáreas en el país centroamericano a los niveles aceptados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Foto: Archivo/END -

Médicos no aceptaron la iniciativa 

Además, añadió Porras, la iniciativa “es innecesaria porque para el sector salud están todas las normas y los reglamentos para lo del parto humanizado. La iniciativa provocó un impacto negativo”, reiteró. 

Representantes de asociaciones médicas se reunieron con la directiva de la Asamblea Nacional a inicios de semana para manifestar su rechazo a la propuesta hecha por Flores, diputada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).  

“Las asociaciones médicas que vinieron deben saber que la decisión oficial es rechazar esta iniciativa (del Nacimiento Humanizado)”, recalcó Porras. 

“Respetamos las leyes y marco normativo del Ministerio de Salud, en apego a ello se le proporciona información completa a la paciente sobre los diferentes medios, diagnósticos y terapéuticos a utilizarse de acuerdo con los seguimientos médicos y patología de un documento en el que expresa su derecho a decidir”, indica un pronunciamiento entregado a la directiva del Parlamento por los médicos Abraham Villanueva y Juanita Alonso, de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia.

“Las asociaciones médicas que vinieron deben saber que la decisión oficial es rechazar esta iniciativa (del Nacimiento Humanizado)”, recalcó Porras. 

La exposición de motivos de la iniciativa indica que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “nuestro país en 1998 se encontraba en la tasa ideal de cesárea de 15.4%, en  2001 era de 14.7%, aumentando en 2006-2007 a un 19.6%,  según resultados de la encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud (Endesa 2006-2007) y en el año 2011-2012, (Endesa 2011-2012) alcanzó una tasa del 29.7%, aumentando en un 50% en relación con la última década”.