•  |
  •  |
  • END

Una joven de 23 años solicitó el estatus de asilada política en Estados Unidos tras haber denunciado amenazas de muerte e intento de violación de supuestos miembros de los Consejos del Poder Ciudadano del gobierno del presidente Daniel Ortega, según reportes de prensa desde el país del Norte.

De acuerdo con una publicación del periódico on-line La Voz de Nicaragua, citando una serie de notas publicadas en inglés por el periódico digital “WorldnetDaily” (WND), con sede en Los Ángeles, California, la joven Auxiliadora Martínez habría logrado el estatus de asilada el pasado 9 de abril, tras gestionar la condición ante las oficinas de Migración de Estados Unidos en Los Ángeles.

El periódico virtual publicó desde el 5 de abril pasado una entrevista, y una serie de notas de reacción en días posteriores, con el testimonio de la joven de 23 años.

Ella relató a la periodista Chelsea Schilling, en Camarillo, California, que durante la campaña de las elecciones municipales de noviembre de 2008, ella y su familia fueron agredidas y amenazadas por pandilleros de un barrio de Managua, que no precisa, en el que habitaban.

Pandilleros
organizados por CPC
De acuerdo con la información, Martínez dijo que los pandilleros de su barrio fueron incorporados a los llamados Consejos del Poder Ciudadano (CPC), órganos para-estatales del gobierno, y éstos les tiraron piedras, morteros y amenazaron con matarlas y violarlas durante el proceso electoral.

Supuestamente la joven trabajaba en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino de Managua y era activista del Partido Liberal Constitucionalista en el año 2006. De acuerdo al relato, ella se unió al Movimiento Vamos con Eduardo y colaboró en la campaña electoral 2008, razón por la cual, denunció, se ganó la enemistad de los pandilleros de su barrio, una vez que éstos fueron organizados por el partido FSLN.

En su entrevista, Martínez argumentó que debido a que era reconocida militante liberal en su zona y que ya había recibido amenazas y agresiones con pedradas y morteros en su vivienda en septiembre de 2008, en diciembre huyó a Estados Unidos y su familia se refugió en Guatemala, por temor a los CPC de su barrio.

 Las publicaciones sobre la joven, catalogada por la prensa estadounidense como “la bella torturada”, habrían generado varias reacciones inesperadas: ciudadanos de Canadá, Inglaterra y Australia le sugirieron a la joven pedir asilo en esos países, y se ofrecieron a ayudarla en esas gestiones si Estados Unidos la rechazaba.

Además, 14 hombres estadounidense le habrían ofrecido matrimonio inmediato para legalizar su estatus migratorio.

En Managua, la responsable de prensa del Movimiento Vamos con Eduardo, Rosario Montenegro, dijo que efectivamente la joven colaboró en la campaña electoral 2008 como parte del grupo de apoyo al candidato a la vicealcaldía, Enrique Quiñónez, y que provenía de las filas del PLC, partido que ofreció la candidatura a Montealegre.

En la Embajada de Estados Unidos, un oficial de prensa informó que no era política de la sede diplomática brindar información o comentar sobre casos de asilo político en su país.