•  |
  •  |
  • END

Los 204 incendios registrados por la Defensa Civil en lo que va del año han ocasionado la quema de 19 mil 551 hectáreas de terreno en distintas regiones de nuestro país, siendo las más perjudicadas las zonas del Occidente de Nicaragua, así como varias comarcas de los departamentos de Nueva Segovia y Madriz.

De este total de incendios, 114 corresponden a fuegos forestales, es decir, los que se dan en las zonas protegidas, las zonas de bosques y de amortiguación, mientras que 90 son catalogados como no forestales, porque se desarrollan en potreros y pastizales.

Según informó el teniente coronel Gilberto Narváez, segundo jefe de la Defensa Civil, en abril los incendios se han incrementado en un rango de 5 a 10 quemas diarias a nivel nacional. “Sólo en los últimos tres días llevamos 31 incendios, presentándose la mayor cantidad en la Región Autónoma del Atlántico Norte y Nueva Segovia”, refirió.

Fuegos por todo el país

En el departamento de Estelí, las autoridades de la Dirección General de Bomberos han reportado más de dos mil manzanas afectadas por incendios, tanto en las áreas de bosques de pino y roble, que son zonas protegidas, como en los pastizales y tacotales.

El subcomandante José Ramón Montano, jefe de la Dirección General de Bomberos de Estelí, se mostró preocupado porque durante las últimas semanas que quedan del periodo de verano, los incendios, tanto en las áreas boscosas protegidas como en el sector agropecuario, suelen incrementarse.

Los bosques de pinos también han sufrido los estragos de estos incendios intermitentes, que se han venido desarrollando en lo que va del año.

Octavio Álvarez, Delegado Departamental del Sistema Nacional de Prevención de Desastres, Sinapred, informó que en esta temporada de verano los voraces incendios han afectado 2 mil 215 hectáreas forestales de pinos adultos y en desarrollo, así como pastizales y arbustos. Hasta la fecha, en total han ocurrido 48 quemas en el departamento de Nueva Segovia.

El Occidente del país también ha sido azotado por este mal, ya que desde enero a la fecha, el fuego ha devorado un total de 8 mil 516 hectáreas de tacotales y distintas especies maderables, como cedro real, pochote, michiguiste, carao, jenízaro y guácimo, entre otras, en distintos puntos de los departamentos de León y Chinandega.

El incendio más grande registrado en esta región fue el ocurrido en el complejo volcánico Pilas-El Hoyo, del departamento de León, donde las llamas arrasaron 5 mil 320 manzanas y distintas especies de fauna, como garrobos, iguanas, conejos y chocoyos, las que murieron carbonizadas.

(Con la colaboración de Máximo Rugama, Leoncio Vanegas, Róger Olivas y Heberto Jarquín)