•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

María Elsa López Flores, de 41 años, se convirtió en la víctima número cinco de muerte materna en Nicaragua, en lo que va de año.

El Ministerio de Salud (Minsa), informó que López  Flores, falleció luego de dar a luz, ayer en el centro de salud de El Tortuguero, municipalidad del Caribe Sur de Nicaragua.

 Joven de Diriamba, tercera víctima de muerte materna en el 2018

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, informó que la muerte de la mujer fue producto de paros cardiorrespiratorios, luego de dar a luz a su decimotercer hijo.

Según Murillo, la víctima acudió al centro de salud con 37 semanas y media de embarazo, “dio a luz a las 2:55, después inició sangrado a los 15 minutos y no mejoró a pesar del manejo, presentó paros cardiorrespiratorios y desgraciadamente falleció a las 06:05 de ayer, 12 de marzo”, detalló la funcionaria.

El recién nacido, quien se encuentra en buen estado de salud, pesó nueve libras y tres onzas.

 No escondamos la violencia obstétrica

“El bebé de sexo masculino, se encuentra bien y con su familia”, dijo Murillo, quien envió un abrazo solidario a la familia de María Elsa Flores.

Especialistas en Medicina Materno-Fetal indican que las tres causas principales de muerte materna en Nicaragua son por hemorragia, preeclampsia  o eclampsia y las infecciones.

El bajo nivel de escolaridad, la violencia física y psicológica y el difícil acceso a servicios básicos de salud son factores que también inciden en las tasas de mortalidad materna, según el científico y académico chileno Elard Koch.

 Nicaragua se actualiza en materia de salud materna

La salud materna es el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio, y consiste en reducir las muertes por esta causa y lograr la cobertura especializada en los partos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).