elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Los países centroamericanos que negocian un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea acudirán mañana y el viernes a la cita con responsables europeos en Bruselas con la intención de dejar atrás sus recientes divergencias y dar un impulso determinante a las conversaciones. Las negociaciones se habían visto truncadas a principios de mes en una reunión en Tegucigalpa cuando Nicaragua se levantó de la mesa por la oposición de sus interlocutores a un multimillonario fondo de inversiones.

Después de contactos maratonianos y de una reunión de los presidentes de la región el pasado domingo en Trinidad y Tobago, en el marco de la Vª Cumbre de las Américas, Nicaragua decidió reincorporarse a las negociaciones. "Estamos muy complacidos con que Nicaragua se haya sumado a los esfuerzos" para impulsar el acuerdo con la UE, declaró el embajador costarricense en Bruselas y jefe negociador, Roberto Echandi. "Creemos que este proceso es vital para que Europa se comprometa con la región", afirmó Echandi. "No hay mejor instrumento que el Acuerdo de Asociación", insistió.

Los cinco interlocutores centroamericanos - Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua- tenían previsto reunirse esta noche para preparar la "reunión técnica" del jueves y el viernes, convocada por la Comisión Europea. La Comisión, que había lamentado la marcha de Nicaragua en momentos en que las negociaciones parecían acariciar su fin, se mostró prudente en cuanto a su vuelta.

Bruselas debe mostrarse flexible
"Queremos esperar al jueves, cuando estén aquí todos reunidos" antes de pronunciarse sobre todo avance en las negociaciones, declararon esta semana fuentes europeas. La Comisión quiere "conocer la postura del grupo" y "evaluar con ellos la situación actual", habían indicado previamente las mismas fuentes, insistiendo en la importancia de que los países centroamericanos hallaran un consenso.

Echandi se mostró "optimista" sobre la posibilidad de acordar un "calendario" el jueves, de forma a "concluir las negociaciones en el primer semestre" del año y preparar la firma del acuerdo para "principios de 2010". No obstante, hizo hincapié en la necesidad de que Bruselas se muestre "flexible" en el plano comercial, especialmente abriendo el mercado europeo a los productos regionales como "el banano, el azúcar y la carne". "Somos economías pequeñas que dependemos de las exportaciones", subrayó el jefe negociador costarricense, cuyo país representa el 70% del comercio regional con la UE.

Fondo debe ser "viable y realista"
El vicecanciller y jefe negociador nicaragüense, Manuel Coronel, insistió también en que hay muchos aspectos que todavía no fueron consensuados con Bruselas tanto "comerciales, medioambientales o de migración". Paralelamente, Coronel dio "por cerrada" la controversia de la partida temporal de su país en la medida en que sus pares centroamericanos "impulsarán juntos el fondo" de inversiones, definiendo sus características antes de presentarlo a los europeos. "Eso es algo que prepararán los ministros de Hacienda y que será sometido a los presidentes" posteriomente, dijo Coronel.

En este sentido, Echandi dijo que la propuesta de crear un fondo debe "ser viable y realista", dejando entrever que podría tomar forma de un crédito para grandes proyectos en la región. Por su parte, Bruselas no se opone a la idea, pero declina financiar dicho fondo en un 90%, como había exigido Nicaragua en Tegucigalpa, al estimar que "debe ser propiedad de América Central", según las fuentes comunitarias.