•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rommel José Jiménez Ponce, acusado por el femicidio de la niña Yesbeling María Espinoza, de 12 años, fue presentado ayer ante el juez durante la audiencia preliminar. Contra él testificarán más de 10 personas, entre ellas su hermano. 

La audiencia inicial en su contra se celebrará este 15 de marzo. “El Ministerio Público tiene evidencias claras de la autoría de los hechos imputados contra Yorbin y Rommel y ante eso quieren desviar la atención de las autoridades señalando otras cosas”, expresó la fiscal especializada en género, Maricela Patricia Pichardo Castillo

“Rommel se entregó ante las autoridades no porque quisiera sino porque ya no le quedaba otra alternativa, porque la Policía Nacional lo tenía cercado”, advirtió por su parte el abogado acusador privado Edgard Aráuz.

La niña fue asesinada el 24 de noviembre de 2017 y fue hasta el 20 de febrero que se conoció del paradero de su cuerpo dentro del pozo en construcción.

La fiscal indicó que se tipificó el delito como femicidio en conexidad con asesinato agravado en contra de Rommel José Jiménez Ponce, con fundamento en la Ley 779 porque la niña “bajo engaño admitió sostener una relación de noviazgo con el acusado, quien se valió de que era 15 años mayor que ella”.

Es de indicar que las integrantes de la Fundación Entre Mujeres (FEM) pidieron a las autoridades competentes que regresen los restos de la niña que actualmente se encuentran en el Instituto de Medicina Legal en Managua, para darle cristiana sepultura.

La Fundación entre Mujeres, según su vicecoordinadora Juanita Villarreina continuarán brindando ayuda sicológica a la madre de la niña asesinada y acompañamiento legal.