•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Veintiséis días antes  de que se venciera el  plazo impuesto por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Nicaragua pagó a Costa Rica la cantidad de US$387,890 dólares por daños ambientales e invasión militar de Isla Portillos, según lo establecido en una sentencia emitida el pasado 2 de febrero. 

El Gobierno de Costa Rica informó ayer, que el canciller nicaragüense Denis Moncada notificó a su homólogo tico, que el pasado 7 de marzo se había hecho una transferencia internacional a la cuenta reserva del Ministerio de Hacienda de ese país, en el Banco Central de Costa Rica. El plazo para realizar el pago vencía el próximo 2 de abril. 

“Hemos verificado que el monto fue debidamente acreditado, por lo que nos complace que el Gobierno de Nicaragua haya cumplido su obligación hacia Costa Rica, según lo dispuso la Corte Internacional de Justicia”, dijo en un comunicado el canciller costarricense, Manuel González.Representantes de Nicaragua en juicio contra Costa Rica en La Haya. Archivo/END

El ministro destacó que este tipo de acciones “contribuye a que ambos países puedan gradualmente construir una mejor relación para beneficio de sus pueblos”. 

Ticos pedían más

La sentencia de la CIJ data del 2015 y confirmó la soberanía de Costa Rica sobre Isla Portillos, pero ambos países no se pusieron de acuerdo en el monto a indemnizar por los daños ocasionados.

Costa Rica presentó a la Corte un estudio en el que basó un reclamo de US$6.7 millones, mientras Nicaragua argumentó que solo estaba dispuesta a pagar US$188,000.

El 7 de junio del año pasado fue cuando el gobierno tico pidió a la Corte de La Haya, determinar el monto. Ante esta situación, la CIJ fijó en febrero pasado la indemnización en US$378,890.

Tras la lectura del fallo del pasado 2 de febrero, el representante de Managua ante la CIJ, Carlos Argüello, calificó como “justa” la decisión de los magistrados, que adjudicaron a Costa Rica “un 5%” de lo que pretendía.Costa Rica presentó a la Corte un estudio en el que basó un reclamo de US$6.7 millones. Archivo/END

“Nicaragua estaba dispuesta a compensar lo justo y razonable, pero la demanda de Costa Rica era completamente exagerada”, comentó Argüello, en su momento.

Los daños 

Esta indemnización corresponde a los daños medioambientales, que militares nicaragüenses causaron cuando establecieron un campamento en Isla Portillos y dragaron varios caños entre 2010 y 2013 en territorio costarricense, con el fin de unir el nicaragüense río San Juan con el mar Caribe.

La Corte estimó entonces que “al excavar tres caños en 2013 y establecer presencia militar en la zona en disputa, Nicaragua violó las obligaciones emitidas por el tribunal el 8 de marzo de 2011”.

Desde el 16 de diciembre del 2015, el tribunal internacional determinó que Nicaragua tenía la obligación de pagar por los daños causados.

El monto de la indemnización fijado por la corte incluyó el pago de intereses a una tasa del 4%.

En concreto, se mandó pagar  US$120,000 por la degradación o la pérdida de bienes y servicios medioambientales, US$2,708 por los gastos de restauración de ese humedal protegido y conocido como Harbour Head, y US$236,032 por los gastos vinculados a las actividades de Nicaragua en territorio costarricense. El resto del monto corresponde a los intereses antes mencionados.