•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ministerio de Salud (Minsa) anunció ayer que se realizarán 3,500 inspecciones sanitarias en establecimientos turísticos como parte de la estrategia a ejecutarse en el Plan Verano 2018, de cara a la Semana Santa de este año. 

También se capacitará a 4,500 manipuladores de alimentos, se emitirán 800 licencias sanitarias y se retirarán por completo los productos vencidos, con el fin de evitar afectaciones a la salud de los veraneantes, indicó a medios oficiales la doctora Martha Reyes, directora de vigilancia para la salud de la institución. 

Entre otras acciones, el Minsa realizará charlas educativas en los colegios en las que se aborden temas como la prevención de epidemias, el manejo de los residuos, hábitos de higiene y protección ante los rayos del sol; además de entregar suero oral y realizar jornadas de limpieza en los sitios turísticos.

En los balnearios, las autoridades de salud dispondrán de puestos móviles en 180 balnearios y ambulancias en otras actividades recreativas o religiosas. 

Las autoridades sanitarias analizarán el agua de 3,000 bares, restaurantes y comiderías “para la determinación de cloro residual”, se tomarán muestras bacteriológicas en aguas de piscinas y entregarán unos 5,000 litros de cloro a estos establecimientos, agregó la información.

Reyes indicó que durante este período se mantendrán las actividades contra las epidemias en todos los municipios, como jornadas de desratización y la eliminación de criaderos de vectores, según la información divulgada en el portal informativo El 19 Digital. 

Recomendaciones 

Por otro lado, el Minsa recordó a los nicaragüenses que deben tomar algunas medidas de protección a la salud en esta temporada de verano. Reyes precisó que se debe manejar adecuadamente el agua y los alimentos, mantenerse hidratado, protegerse de los rayos del sol con productos “indispensables”, como las camisas manga larga.