•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre alarmas, sirenas de los vehículos de rescate, efectivos de Defensa Civil del Ejército, cuerpos de socorro de la Cruz Roja, la técnica canina y el Cuerpo de Ingenieros, se desarrolló el primer simulacro nacional.

El general del Ejército de Nicaragua y jefe de Defensa Civil del Ejército, Rogelio Flores, señaló que el simulacro es la culminación de una serie de prácticas preparadas con anterioridad. Desde hace cuatro años desarrollan este tipo de actividades.

Destacó que los simulacros hacen que todas las instituciones y la sociedad civil estén en constante actualización de sus planes locales, de sus acciones a seguir y los medios a utilizar. 

“En la zona costera tenemos 60 sirenas (de prevención ante tsunami) y todas funcionaron correctamente gracias al mantenimiento constante. Esto lo conocemos porque estamos en contacto directo con los cuerpos civiles en los diferentes escenarios, desde donde nos informan de todo. De esta manera estamos mejorando”, dijo el general Flores.

Agregó que cuentan con una “técnica canina que sirve para buscar personas en estructuras colapsadas y lugares confinados, entonces en los últimos años hemos venido ejercitando esto como un binomio, de tal manera que nos puede resultar más efectivo a la hora de buscar a personas en lugares confinados. Esto tiene que ver con ir tecnificando y modernizando la forma de respuesta a la población”.

 Más de 1,6 millones de personas actúan en simulacro de desastres en Nicaragua

En el caso de la técnica canina, uno de sus miembros es Sadam, de raza colie, quien participó en el escenario del barrio Benedicto Valverde en el Distrito IV de la capital. Fue su primer ejercicio como parte de su entrenamiento especializado para la búsqueda de personas en estructuras colapsadas. 

El general Flores detalló que el Ejército cuenta con diferentes especialidades. El Comando de Apoyo Logístico pone en práctica la movilización de todos sus medios y somete a prueba a todos sus equipos. De igual manera la Unidad Humanitaria de Rescate, que ejercita sus nuevas técnicas de salvamento, el Cuerpo de Ingenieros utiliza sus medios y pone a disposición sus puentes temporales. En tanto, la Brigada de Infantería Mecanizada cuenta con tanques puentes en caso que poblados queden incomunicados por la caída de puentes.El ejercicio multiamenazas de todos ellos duró minuto y medio, pero con deficiencias. END

La delegada municipal de la Alcaldía de Managua, Daisy Serrano, indicó que los escenarios se seleccionan de acuerdo con sus vulnerabilidades y uno de estos fue el barrio Benedicto Valverde, donde por sus características se realizaron prácticas ante estructuras colapsadas, incendio y evacuación. 

Un total de 1.6 millones de personas participaron ayer en el primer simulacro nacional multiamenazas desarrollado en los 153 municipios del país, informó el Gobierno de Nicaragua. 

Según los datos facilitados, el tiempo promedio para evacuación de los edificios públicos y privados fue de dos minutos, período de tiempo que, según la vicepresidenta Rosario Murillo, puede aún reducirse.

“En dos minutos se pierden muchas vidas. Tenemos que salir, no atropelladamente, sino ordenadamente, pero podemos mejorar el tiempo de evacuación”, dijo.

En los mercados

Autoridades y comerciantes de los ocho mercados de Managua participaron ayer en el primer simulacro nacional del año. 

El ejercicio permitió realizar un plan de escape y ruta de evacuación contra incendios en los centros de compras, coincidieron las autoridades de la Corporación de Mercados Municipales de Managua (Commema). 

 34 sismos sacuden Nicaragua en las últimas 48 horas

En el mercado Iván Montenegro el ejercicio tuvo una duración de 12 minutos, unas 380 personas se unieron a la actividad nacional, enfocadas en salvaguardar principalmente la vida de los niños del Centro de Desarrollo Infantil “Mildred Abaunza”, informó la gerente administrativa del mercado, Auxiliadora Ponce. 

“Aprovechando la actividad estudiamos un mapa de riesgo contra incendios. En el sector de la ropa usada se puede tomar una ruta recta que está despejada hasta salir al sector público, también trabajaremos en el ordenamiento diario y el fácil acceso a los siete hidrantes del mercado. Nuestro personal tiene como prioridad salvaguardar la vida de los niños del CDI, que cuenta con una matrícula de 230 niños entre los 2 y 5 años de edad”, expresó Ponce.Un total de 1.6 millones de personas participaron ayer en el primer simulacro .END

En el mercado Oriental el simulacro tuvo lugar de la Azucarera 30 metros al norte. Evacuaron en 11 minutos hasta salir al sector conocido como Los Cocos, finalizando en la Jabonería, establecida por las autoridades de Commema como zona de seguridad.

Los 350 comerciantes que participaron contaron con las orientaciones de la Dirección General de Bomberos (DGB), la Brigada Contra Incendios Mallorquín, también se sumaron 60 miembros de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional (DOEP), participaron 140 trabajadores de Commema y 276 niños del colegio Tabernáculo Fuente de Vida Eterna. 

Analizan debilidades en Chontales

En el mercado municipal de Boaco, los propios comerciantes organizados en la Comisión de Prevención de Desastres y la Alcaldía municipal realizaron el ejercicio multiamenazas.

Participaron 60 mujeres y 30 varones, sin incluir a los 20 miembros de la Comisión de Prevención y los siete integrantes del CLS, que dieron acompañamiento en el ejercicio. 

Entre las recomendaciones que ofrecieron, en Chontales, tras realizar el ejercicio están: orientar mejor a la población para que se ubique en un lugar más seguro, mayor participación de la empresa privada y capacitar mejor a las brigadas de prevención. 

Juigalpa, cabecera departamental de Chontales, tuvo dos escenarios de un posible sismo seguido de incendios en el Hospital Escuela Asunción de Juigalpa y en la escuela normal Gregorio Aguilar Barea. 

 Nicaragua debe contabilizar daños y pérdidas por el cambio climático

El ejercicio multiamenazas de todos ellos duró minuto y medio, pero con deficiencias.

“Fue bueno (el simulacro), pero la gente estaba desorientada, no sabía dónde ir”, recalcó Alvin Jarquín, miembro del Comité Departamental de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres Naturales (Codepred).