•  |
  •  |
  • END

BOGOTÁ /AFP

Bogotá autorizó la propuesta del presidente venezolano Hugo Chávez para recibir a tres rehenes de las FARC, en la que participarán gobiernos de América Latina y Francia, lo que internacionaliza aún más el tema en contramano del deseo del mandatario colombiano Álvaro Uribe.

La fórmula revelada por Chávez en Caracas implica que una caravana aérea llegue hasta el aeropuerto de la ciudad de Villavicencio, a 95 km al sureste de Bogotá, de donde dos helicópteros partirán en búsqueda de los rehenes.

En la operación participarán emisarios de los gobiernos de Francia, Brasil, Ecuador, Argentina, Cuba y Bolivia, según anunció Chávez en una rueda de prensa.

Este despliegue propuesto por Chávez "es una presión fuerte sobre el gobierno colombiano, al sumar a la comunidad internacional y a los familiares de los rehenes, para que se busque definitivamente un acuerdo humanitario y se reconozca al presidente venezolano como un interlocutor necesario", señaló Pedro Medellín, Director de la fundación privada Ortega y Gasset.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían anunciado en un comunicado divulgado la semana pasada que liberarían a Clara Rojas, a su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio, y a la ex congresista Consuelo González, como un gesto hacia Chávez, cuya mediación ante esa guerrilla fue suspendida en noviembre por Uribe.


“Inmensa gratificación a Chávez”

Las FARC subrayaron que esta liberación será un reconocimiento a las gestiones que Chávez comenzó en agosto para buscar un canje de al menos 45 rehenes de la guerrilla por 500 rebeldes presos, las cuales fueron interrumpidas abruptamente por Uribe en noviembre, que consideró improcedente una comunicación directa de éste con altos mandos militares colombianos.

"El presidente Chávez está obteniendo una inmensa gratificación, por cuanto recibe la recompensa que estaba esperando por parte de las FARC", dijo por su lado el politólogo Vicente Torrijos, profesor de la privada Universidad del Rosario.

Pero al mismo tiempo la guerrilla logra un escenario internacional que no conseguía desde cuando el antecesor de Uribe, Andrés Pastrana (1998-2002), dejó en manos de los rebeldes un territorio de 42,000 km2, donde fueron visitados por representantes de gobiernos extranjeros y empresarios internacionales.

"La guerrilla gana también porque desde la época del Caguán no eran tratadas de una manera internacional como ahora, cuando va a contar con la presencia de delegaciones internacionales en un territorio específico que han señalado", añadió Torrijos.

Por su parte, la ex ministra de Defensa y congresista de la coalición de gobierno, Marta Lucía Ramírez, también consideró que para las FARC es positivo este escenario que crean con la participación de terceros.

"Las FARC han convertido lo que era una liberación incondicional en una liberación llena de condiciones, en la que todo el mundo tiene que poner la buena voluntad", señaló Ramírez al comentar la fórmula.

La principal guerrilla colombiana y el gobierno colombiano no han conseguido ponerse de acuerdo en torno a la forma de negociar el canje que proponen los rebeldes, pese a las distintas fórmulas que se han discutido desde 2002.


Kirchner participará personalmente
El ex presidente Néstor Kirchner y el canciller Jorge Taiana serán los representantes de Argentina en la comisión de recepción que viajará a Colombia para participar de la entrega de los rehenes, informó ayer miércoles el jefe de gabinete, Alberto Fernández.

El anuncio fue formulado por Fernández y el canciller Jorge Taiana en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno. La delegación, que fue designada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, partiría hacia Caracas hoy jueves, según Taiana.

"Casi con seguridad estaremos partiendo mañana (hoy), pero hay que esperar confirmación, tienen que estar cumplidos una serie de requisitos, pero casi seguramente partimos mañana", insistió el canciller.

Fernández explicó que "la presidenta claramente ha decidido no sólo pedirle al ex presidente que sea la cabeza de la misión, sino que quiso poner a una persona de la más alta responsabilidad del gobierno" al designar al ministro de Relaciones Exteriores.

El funcionario dijo que la mandataria se comunicó con su colega colombiano, Álvaro Uribe, para informarle sobre las designaciones. "Con esta decisión queremos reafirmar nuestro más absoluto compromiso para colaborar con esta tarea humanitaria y lograr la liberación de los rehenes cuanto antes sea posible", aseguró Fernández.


Alegría de familiares
Los familiares de los rehenes celebraron ayer miércoles la decisión del gobierno de Colombia. "Definitivamente estamos felices, contábamos con esta respuesta, contábamos con el apoyo del gobierno colombiano y estamos muy, muy felices. Ya sentimos a mi mami, a Clarita y a Emmanuel muy, muy cerquita, gracias a Dios", dijo María Fernanda Perdomo, hija menor de la ex congresista Consuelo Gonzáles, una de las cautivas en proceso de liberación.

Por su parte, Iván Rojas, hermano de Clara, dijo que ve "que las cosas se están dando y sé que vamos a llegar al resultado final, que es tenerlos en casa de nuevo". "Me parece que mañana (hoy) viajaremos a (la ciudad de) Villavicencio. Definitivamente Dios está con nosotros", añadió en declaraciones telefónicas a la AFP.

Perdomo, sin embargo, se declaró a la espera de recibir una llamada o instrucción del gobierno de Venezuela para viajar a Villavicencio. "Estamos esperando una llamada, una instrucción del gobierno venezolano si debemos ir a Villavicencio, a Caracas, o a la frontera, realmente donde sea; nuestro gran anhelo es abrazar a mi mami lo más pronto posible", añadió en sus declaraciones al telenoticiero Caracol.