•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por los próximos tres años y medio el cirujano plástico David Páramo deberá presentarse mensualmente a la Oficina de Procesado del Complejo Judicial Central Managua a firmar una tarjeta de control.

Esta es una de las condiciones que le puso la jueza Primero de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Roxana Zapata, a Páramo, quien fue sentenciado a cinco años de prisión por homicidio imprudente y lesiones imprudentes.

En la resolución donde se otorga el beneficio de suspensión de ejecución de la sentencia a Páramo, la jueza Roxana Zapata también le prohíbe ejercer como médico por los próximos tres años.

Durante ese mismo período el galeno no podrá cambiar de domicilio sin la autorización de la autoridad judicial, se indica en la sentencia leída este jueves en una sala privada del Complejo Judicial Central Managua.

 De interés: ¿Por qué David Páramo solicitó la suspensión de condena?

En la sentencia la jueza Zapata advierte al sentenciado que el incumplimiento de las medidas que le impuso le significará el revocamiento del beneficio de ejecución de la sentencia de manera automática.

David Páramo deberá presentarse mensualmente a la Oficina de Procesado del Complejo Judicial Central Managua.

La jueza de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria indica en su resolución que el condenado David Páramo cumple con los requisitos que exige la Ley 745 para recibir la suspensión de la condena. 

Esos requisitos son: ser reo primario, que los delitos por los cuales fue condenado no excedan de los cinco años de prisión, haber cumplido las tres cuartas partes de la condena y no significar peligro  para la sociedad.

Inconformidad  

Como una arbitrariedad judicial calificó Sandra González, mamá de Lizandra Jarquín, una de las víctimas mortales de Páramo, luego de enterarse sobre la libertad del cirujano.

“Ni 30 años que esté preso me la va a devolver. El luto eterno que llevo en mi alma hasta el día que me vaya, no se va a ir, porque no hay día en que no la recuerde, no hay día en que no me haga falta mi hija”, recordó la angustiada mamá.

Agregó que le golpeó la noticia de su libertad porque pensó que pagaría la condena, pero no cumplió ni 20 meses, porque su hija cumple los 20 meses de fallecida el próximo 17 de marzo de este año.

La jueza Roxana Zapata también le prohíbe ejercer como médico por los próximos tres años.

Razones de la sentencia

El magistrado Gerardo Rodríguez, presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, se refirió al caso del doctor Páramo destacando que “el juez cuando toma una decisión lo hace fundamentado en un principio que dice que el castigo penal tiene como finalidad la reeducación, no tiene como finalidad jamás que el castigo haga que la persona desaparezca”.

 David Páramo busca salir de la cárcel

Cada caso es particular, explicó el magistrado, “no vamos a generalizar ahora y decir que todas las personas que hicieron esto van para afuera, ahora vienen las especulaciones, pero no se trata de eso”, reiteró Rodríguez.