•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de medio millón de turistas nacionales y extranjeros se espera que se movilicen durante las vacaciones de Semana Santa, por los diversos y llamativos balnearios del departamento de Rivas.

Según estadísticas oficiales del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) en el 2017, este departamento fue el más visitado del país durante Semana Santa, superando a Chinandega y Granada, que ocuparon la segunda y tercera posición, respectivamente.

En el 2017 las paradisíacas playas de este departamento atrajeron a 493,850 personas, lejos de las 379,975 que llegaron a Chinandega y las 220,704 que visitaron Granada.

Tanto las autoridades locales como los empresarios turísticos de este departamento, pronostican que el arribo de visitantes en este año superará el medio millón de personas y aseguran estar preparadas para esta oleada de veraneantes.

Según el Intur, en el departamento están disponibles más 40 balnearios, dispersos entre la franja marítima de los municipios de Tola, San Juan de Sur y las playas de agua dulce que se localizan en la zona costeras del lago Cocibolca frente a los municipios de Buenos Aires, San Jorge, Rivas y la Isla de Ometepe.

Solo en San Juan del Sur, las autoridades municipales y policiales proyectan la llegada de 180,000 visitantes y, en las costas de San Jorge, 160,000.

Esfuerzo para que transcurra en orden

Reyna Triguero, presidenta de la Cámara Nicaragüense de la Micro Pequeña y Mediana Empresa, Turística (Cantur) de San Juan del Sur, informó que ya están preparados, para promover con apoyo del gobierno central un turismo de sol y playa ordenado y limpio.

“La fecha representa una buena oportunidad para los empresarios turísticos por ser un destino atractivo de sol, playa y vida nocturna y confiamos en que este año, el Gobierno promoverá un comercio ordenado que preserve la imagen de San Juan del Sur”, expresó.

Dijo que los hoteles ya tienen reservado el 70% de sus habitaciones y que los empresarios harán uso de música viva en sus negocios como una de sus estrategias dirigidas a captar visitantes y estimular el consumo de alimentos y bebidas en restaurantes.

En Tola, la mayor afluencia de veraneantes se espera en Playa Gigante con una visita de 7,000 a 8,000 personas, mientras que en el balneario lacustre El Menco, del municipio de Buenos Aires, se pronostica el arribo de 18,000 veraneantes.

Optimismo en Ometepe

En la Isla de Ometepe, el aire de las vacaciones de Semana Santa, también ha despertado entusiasmo entre los empresarios turístico de este oasis de paz, localizado en el centro del lago Cocibolca, a una hora y diez minutos del puerto de San Jorge.

Amanda Luna, coordinadora de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) de Moyogalpa, confirmó que la reservación de habitaciones ha comenzado poco a poco en reconocidas playas como Santo Domingo y Charco Verde.

“La temporada de Semana Santa tiene sus mejores días entre jueves y sábado y el arribo de turistas y demanda de habitaciones inicia a sentirse a paso lento en zonas de playa y luego se extiende al área urbana, y la expectativa es tener buena ocupación hotelera con el turismo nacional, que llega a Ometepe a disfrutar de sus vacaciones”, concluyó Luna.