•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una larga y colorida carava de peregrinos que desde el pasado de 16 de marzo se movilizan en carretas y carretones halados por caballos, ingresará desde la 8:00 am de este lunes al Santuario Nacional de Popoyuapa, en la ciudad de Rivas, para cumplir con su objetivo: Pagar los milagros que atribuyen a la imagen de Jesús del Rescate y, a la vez, pedirle nuevos favores.

Esta tradición religiosa, que años atrás estuvo a punto de desaparecer, es una de las más concurridas y llamativas de Nicaragua y forma parte de las extensas festividades de Jesús del Rescate, el santo patrono de los rivenses.

Los peregrinos, provenientes de diversas comunidades de los departamentos de Masaya, Granada y Carazo, arribaron este domingo al puente del río Gil González, localizado a 14 kilómetros al norte de la ciudad de Rivas.

Con su acostumbrado paso y guiados por la fe, partirán al amanecer de este lunes hacia el Santuario, donde permanecerán hasta la noche del jueves, cuando les tocará retornar a sus respectivas hogares con apoyo y la seguridad que les brindan las autoridades policiales.

Son 450 las carretas peregrinas. Lésber Quintero/END

El padre Alfonso Alvarado Lugo, miembro del equipo de sacerdotes del Santuario de Popoyuapa, confirmó que los peregrinos de todas las edades se movilizan en 450 carretas y carretones y algunos lo hacen a pie.

“Inicialmente se tenía proyectado recibir 457 carretas, incluyendo los carretones, pero como suele suceder siempre surgen imprevistos a última hora y al final son 450”, indicó.

En el puente Gil González, los peregrinos fueron recibidos por sus respectivos padrinos, quienes -como todos los años- se encargan de brindarles avituallamiento para apoyarlos durante su estadía por el santuario.

De acuerdo con el padre Alvarado, la tradición data oficialmente desde 1843, “cuando hombres pobres, pero honrados, llegaron al santuario de Popoyuapa a solicitarle al párroco de ese entonces, Pedro Arroyo, que le otorgará permiso para festejar las cofradías de Jesús del Rescate”, detalló el sacerdote.

No obstante, asegura que desde antes de esa fecha ya se hacían peregrinaciones al Santuario de Popoyuapa y que los viajes se hacían en carretas, caballos o a pie, debido a que no existía la carretera panamericana que ahora comunica a Rivas con el resto del país.

Cabe destacar que la peregrinación de carretas estuvo a punto de desaparecer entre la década de 1980 e inicios de 1990, pero el sacerdote Leonel Navas (q.e.p.d.), junto al padre Alvarado y el historiador Ramón Valdez, se dedicaron a reactivar la tradición en diversas comunidades y promovieron en 1992 la iniciativa de padrinos para cada familia.

En los años 90 la tradición de las carretas peregrinas casi desaparece. Lésber Quintero/END

“El padre Navas y yo llegamos al Santuario de Popoyupa en 1992, cuando se recibían cuatro carretas y al promover la tradición los peregrinos fueron en ascenso y en 1994 ya eran 8 carretas y así sucesivamente fue aumentando” afirmó.

En la romería de carretas y carretones viaja Bernarda Bracamonte Cano, de 83 años, y según sus palabras ella es una de las que hace más de tres décadas llegaba en una de las tres carretas que arribaban al santuario de Popoyuapa.

“Yo vengo a pagar promesa a Jesús del Rescate, desde San Juan Oriente, y venimos por fe y devoción y hace 40 años llegábamos solo tres carretas y pasábamos por desapercibidos, pero ahora la tradición se ha masificado con apoyo de padrinos”, relató la octogenaria.

Los promesantes Andrés Canales y su cónyuge, Martha González, también confirman que hace más de tres décadas las carretas peregrinas se contaban con los dedos de la mano.

Según Canales, él inició a llegar en carretas a Popoyuapa hace 40 años, cuando se cayó de un bus que se dirigía de Granada a Masaya, “y los médicos me tenían con pronóstico reservado y mi hermano, Camilo, me puso en manos de Jesús del Rescate y desde entonces prometí venir desde la comunidad las Lagunas de Granada a pagar la promesa, pero eran tres o cuatro carretas las que hacían la romería en esos años”, confirmó.

Su esposa agregó que se consideran parte del pequeño grupo que mantuvo con vida la tradición y que cuando ellos iniciaron a llegar en carretas eran recibidos por el padre Edgar Santamaría y luego continuaron con los padres Navas y Alfonso Alvarado.

El día central de las festividades de Jesús del Rescate será el Viernes de Dolores, día en que se realiza la vestida de la imagen, y luego la procesión que recorre la ciudad, así como una misa presida por el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo de la diócesis de Granada, monseñor Jorge Solórzano.