•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ataviados como jugadores de futbol, bailarinas de ballet o periodistas, con lazos o sombreros, cientos de perros fueron presentados ayer por sus dueños ante San Lázaro en Nicaragua, para pedir por su salud.

Las animalitos engalanan las principales calles, donde desfilan con diferentes atuendos, incluidos los deportivos, para baile, músicos, entre otros, los cuales son elaborados por sus propios dueños, quienes llegan a pedir favores o agradecer las bendiciones concedidas por San Lázaro.

Desde tempranas horas de este domingo los devotos acudieron con sus respectivas mascotas a la iglesia Santa María Magdalena, en la ciudad de Masaya, a 26 kilómetros al sureste de Managua.

La procesión de dueños de estas mascotas se da cada año, una tradición que tiene dos siglos. Foto: AFP.

En esta festividad se manifiesta el amor, la fe y la grandeza del amor por Dios, un pueblo que posee sus creencias tan arraigadas, recordemos que San Lázaro lo caracterizó su personalidad humilde, siendo asistido por los perros durante su enfermedad de lepra, es un gran regocijo ver que aún se conserva esta devoción”, expresó el Cardenal Leopoldo Brenes.

Damaris González,ferviente devota, dijo: “Mi perrita es raza pekinés, me la regalaron porque tenía un tumor en el estómago y yo vine hasta la parroquia para pedirle a San Lázaro a que me sanara mi mascota, luego de varios análisis que le hicieron, descartaron lo que tenía y aquí la tengo, sana y salva, gracias a Dios”.

Devotas de san lázaro agradecen o piden por sus mascotas. Foto: Maynor Valenzuela.

“Mi perro no es de raza, pero hace tres meses me lo atropelló un carro y le quebró la patita. No me le aseguraban la vida, él es parte de mi familia desde hace 12 años y no queríamos que aún se muriera, vine a encenderle una veladora al santo y lo sanó, ahora año con año vengo agradecerle por el milagro”, comentó Gloria Largaespada, del municipio de Masatepe.

En Nicaragua, San Lázaro es venerado como el Santo de las Mascotas, y esta peregrinación por los favores recibidos o para rogar por otros, está muy arraigada en el país.

La tradición se ha mantenido desde hace más de 200 años, según las autoridades turísticas de Nicaragua.

el INTUR premiará a los mejores disfraces perrunos. Foto: Orlando Valenzuela/END.

Razas como chihuahua, pitbulls, rottweiler, chow chow o perros “criollos”, fueron llevados  hacia la pequeña imagen de San Lázaro situada al costado derecho de la iglesia. 

Jesús Carvajal viajó desde la capital para presentar a su chihuahua “Canela”, y dar gracias a “San Lázaro por los dos años de vida de mi perrita, que está sana y no le ha pasado nada”, aseguró a Acan-Efe.

Jóvenes, ancianos, niños, mujeres y hombres de todos los estratos sociales, cumplían así con la costumbre de rendir ofrenda al santo, con flores, velas y sus perros.

Juana López tiene 10 años de rendirle devoción al santo y al menos durante cinco años ha llevado a su perro “Jerly”, ataviado en esta ocasión como “un reportero” que divulga y lucha por el bienestar animal, sostuvo el dueño.

La actividad culmina con el premio al perro mejor vestido, organizado por Intur. La celebración dura todo el día, acompañada de bailes folclóricos que deleitan a los visitantes.