•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un plan de vigilancia de la cosecha camaronera en 2018, es estudiado por las autoridades militares y los representantes de las granjas instaladas en el Estero Real. En ocho ocasiones se han reunido para discutir la fuga del producto, un acuerdo podría darse hoy.

Así lo dio a conocer, la licenciada María Trinidad Porras, directora ejecutiva de la Asociación Nicaragüense de Acuicultores (ANDA), quien insiste en instalar cinco puestos de vigilancia y control en igual número de comunidades, por donde pasa la cosecha de camarón.

“Sugerimos que (los puestos de vigilancia) pueden estar ubicados en Puerto Morazán, Potosí, Buena Vista, Ranchería y 4 Esquinas de Amayo”, dijo Porras, al tiempo que demandó la regulación de los acopios instalados que sirven para captar pescado y no camarón de cultivo, especificó.

El camarón de cultivo, que tiene una apariencia diferente al color del camarón de laguna, aparece en los mercados locales una vez que se está registrando el levantamiento de la cosecha en las granjas, que es la producción que sale cuando abren las compuertas para robar el producto. El precio es de C$60 la libra.

“Están robando camarón”

La amenaza mayúscula que pende sobre la actividad camaronera es el robo de camarón. 

Datos del portal Web Instituto Nicaragüense de la Pesca, del Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca), da cuenta que en el presente año se cuantifica en 6,000,000 de libras del rubro, que la institución no identifica a qué granja camaronera pertenece.

El daño a la actividad económica fue denunciado recientemente por los representantes de las granjas instaladas en el Estero Real, quienes definen que en los sectores de  Buena Vista y En El Congo, jurisdicción de El Viejo, como en el brazo de mar del Estero Real en puerto Morazán, existe un grupo peligroso que se dedica a traficar con sus productos. 

Las granjas camaroneras existentes en puerto Morazán y El Viejo están sacando la última cosecha de camarón del año 2017, que produjo al país US$146 millones.

Según la página web de Inpesca, Nicaragua produjo 54,852,637 libras, de las cuales salieron a los mercados extranjeros 47,937,799 libras.

Incrementan los robos

El comercio ilegal fue confirmado por el capitán de Navío, Gerardo Fornos, jefe del Distrito Naval del Pacífico, quien indicó que “en un periodo de hace tres meses, efectivos militares detectaron alrededor de 100 incursiones de delincuentes a bordo de embarcaciones menores, que se dedican al robo del camarón”, subrayó.

Fornos agregó que durante esos patrullajes, que se dan después de la 6:00 p.m., se decomisaron 10 cayucos sin tripulantes, ya que al momento que la lancha rápida de la Fuerza Naval se acerca, los pescadores se dan a la fuga dejando los pertrechos, embarcación y en dos ocasiones hasta 500 libras del producto.

La próxima cosecha del periodo 2018 inicia en mayo, para la cual las autoridades unificarán esfuerzos para combatir el robo de camarón. “La Policía no cuenta con personal para poner a un militar en cada granja. Apoyamos los patrullajes del Distrito Naval y estamos destinando a un jefe de sector, que nos informará de los movimientos de los pescadores nacionales que podrían estar vinculados a esos ilícitos”, dijo el comisionado mayor Douglas Juárez, jefe de la Policía de Chinandega.

Juárez adelantó que “las empresas camaroneras deben saber a quién están contratando, porque la información sale de lo interno”.

El productor independiente Marcial Mejía Tercero sostiene que al suspender la actividad de los acopios ilegales, se terminaría en parte con este mal que va creciendo contra los productores de camarón, puesto que su granja fue afectada la última cosecha con un promedio de 2,000 libras, pero en la zona existen pequeños productores, a quienes estos robos los han llevado a la quiebra.

“Un cayuco y aperos, junto con dos libras de marihuana, logré quitárselas a los ladrones, que huyeron al lanzarse al mar, pero no fue evidencia para el Ministerio Publico”, sostuvo Mejía.

Marlon Collado, responsable de seguridad de la empresa Camanica, apuntó que han denunciado robos en sus granjas, de las cuales no tuvieron resultados, porque no hay capturados.

“Hemos recibido capacitación de la Fiscalía, acerca de cómo preservar la evidencia, pero no cuentan que los autores de los robos, entre ellos nacionales y extranjeros, circulan por el Estero Real, que es una enorme masa de agua por las que escapan”, reconoció el ejecutivo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus