•   Jalapa, Managua,Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Uno de los sospechosos del crimen de asesinato en contra de dos mujeres en la ciudad de Jalapa, Nueva Segovia, quienes fueron encontradas calcinadas dentro de su vivienda la tarde de este lunes, huyó con dirección a la frontera con Honduras, reveló ayer la Policía Nacional en una nota de prensa sobre avances de la investigación de este caso. 

Jamileth Ávila Sánchez, de 38 años, y Zeyling del Carmen Zamora González, de 17, fueron quemadas por unos sujetos desconocidos en la casa de Zamora González, el lunes 19 de marzo a las 3:30 p.m., en la comunidad Buena Vista del Peñón, municipio de Jalapa, departamento de Nueva Segovia, según información policial. 

De acuerdo con la información divulgada, los oficiales a cargo de las pesquisas establecieron que el sospechoso, de quien se está elaborando un retrato hablado con los datos recopilados de vecinos y testigos, “se dio a la fuga” con rumbo a territorio hondureño, pero al parecer hay al menos otro sospechoso, la nota explica que oficiales de “Inteligencia Policial trabajan en la identificación, ubicación y captura de los delincuentes involucrados”.

Ávila Sánchez y Zamora González habrían muerto “a causa de lesiones ocasionadas con arma blanca y quemaduras de tercer grado”, según los informes preliminares de los forenses, agregó la Policía.

Los agentes continúan inspeccionando y recolectando la evidencia en la escena del crimen, realizando los peritajes químicos, biológicos y genéticos para poder capturar a los involucrados en el hecho, que ha conmocionado a la población nicaragüense.

Momento en que trasladan a Managua el féretro de una de las víctimas. Leoncio Vanegas/END

Ante este doble crimen, el Ministerio Público de Nicaragua en un comunicado emitido ayer que “reprocha, rechaza y repudia los actos de violencia extrema, manifestados en delitos de odio contra las mujeres”.

El comunicado agrega que “una vez que la Policía Nacional determine quiénes son los sujetos, el Ministerio Público, como representante de las víctimas y ente acusador, acusará y garantizará el ejercicio de la acción penal en contra de esos delincuentes”. Un equipo técnico policial realiza las investigaciones para identificar y capturar a los asesinos. 

A las 2:00 p.m. de este martes fueron evacuados los restos mortales de las dos mujeres asesinadas la tarde del lunes por sujetos desconocidos que llegaron a la comarca Buenavista del Peñón, 12 kilómetros al norte de la ciudad de Jalapa.

Los cuerpos calcinados, guardados en ataúdes, de Ávila Sánchez y Zamora González fueron remitidos al Instituto de Medicina Legal, de Managua, para practicarles una autopsia, confirmó Terencio Zamora, padre de la jovencita.

Investigación 

Santos Ávila Moncada, padre de Jamileth, dijo que hasta el momento no pueden especular sobre el móvil y la identidad de los delincuentes que ejecutaron el atroz asesinato. “Esperamos que la policía termine las investigaciones”, expresó.

Recordó que hace un mes, alrededor de cinco sujetos encapuchados irrumpieron en la casa y robaron mercancías de una venta, valoradas en más de 70 mil córdobas y se llevaron dos armas de fuego.

Un hecho que puede estar relacionado con el asesinato de este lunes. Rosario del Carmen Osorio Díaz dijo que su sobrina Zeyling del Carmen le había contado que los ladrones llegaron en dos ocasiones a robarle a la familia. “En esa ocasión, a uno de los delincuentes se le cayó la capucha y le vieron el rostro. Creemos que por eso llegaron a quemarlas”, supone. Pero ignora si esto fue reportado en su momento a la Policía.

Ávila Moncada relató que las dos mujeres quedaron solas mientras el esposo de Zayling Zamora y otros jóvenes andaban en la ciudad de Jalapa. Ávila Moncada supone que las abusaron, después las habrían maniatado para dejar que el fuego que encendieron con gasolina que había en la casa las quemara.

Zeyling del Carmen

Vecinos intentaron auxiliarlas

“Algunos de ellos (vecinos) se dieron cuenta hasta que vieron que había mucho humo saliendo de la casa. Y cuando llegaron no pudieron hacer nada, porque los malhechores dejaron enllavada la puerta principal, además que las llamas representaban un peligro”, indicó.

Añadió que tampoco los vecinos sabían el lugar exacto donde estaban las mujeres. “Eso fue rápido. Hicieron lo que iban a hacer y se dieron a la fuga”, indicó.

Cristóbal González Ávila, abuelo materno de Zeyling Zamora, dijo que mientras cambiaba con ella un billete de C$10 por uno de C$20, le había confesado el temor que sentía de vivir en la casa de su marido, en la comarca, cerca de la línea fronteriza con Honduras.

“Sosteniéndole una mano, le aconsejé que no se fuera, que mejor se vinieran a vivir a mi casita que tengo en (la comarca) San Judas, pero me dijo que debía seguir a su marido”, contó.

La jovencita que iba a celebrar su cumpleaños 18 el 26 de marzo, estaba cursando el cuarto año de secundaria, en clases sabatinas. No procreó ningún hijo. Mientras su suegra, muerta con ella, dejó dos hijos.

Alcaldesa: estamos consternados

La alcaldesa Liseth Valladares y el personal de la municipalidad se apersonaron al lugar de los hechos desde el momento en que se enteraron del crimen, y apoyan y acompañan a la familia en el trance del dolor.

“Lo que pasó es algo indignante. Fue a mujeres que le hicieron eso y le pedimos a Dios que (la policía) logre dar con (la captura de) los asesinos. Estamos consternados toda la familia jalapeña, porque un crimen de esta categoría no había sucedido aquí”, externó la alcaldesa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus