•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mujer de 32 años que acabó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital España, en Chinandega, luego que su expareja le introdujera en su vagina fosfuro de aluminio, o pastillas de curar frijoles mientras sostenían relaciones sexuales, habló ayer por primera vez de lo ocurrido y exigió justicia. 

Tras abandonar la UCI declaró a El 19 Digital, que está agradecida con Dios y los médicos que la atendieron; “porque si no, yo hubiese sido otra víctima como tantas mujeres a las que han matado”. “Yo le dije a Dios cuando venía entrando por esa puerta, que me dejara vivir para mis hijos”, relató.

La víctima es madre de dos niños de 2 y 9 años respectivamente. Sobre Douglas Villanueva, su expareja, quien el pasado martes fue acusado en los Juzgados de Managua por el delito de femicidio en grado de frustración, fue determinante en exigir justicia e instó a otras mujeres víctimas de violencia a denunciar a sus agresores.

Douglas Villanueva, principal sospechoso de envenear con pastillas cura frijoles a una mujer en Chinandega. Ernesto García/END

“Yo quiero que él pague todo, quiero que le caiga todo el peso de la ley porque nunca pensó en nuestros hijos, nunca pensó en sus hijos, en su madre. Yo no lo puedo perdonar, que lo perdone Dios, él pensaba dejar a mis hijos huérfanos”, afirmó.

El caso

La mujer agredida había salido la mañana del viernes para encontrarse con Douglas Villanueva, su expareja, quien a cambio de la pensión alimenticia para los hijos de ambos le exigía sostener relaciones sexuales. Al regresar a su casa se sintió mal y decidió ir al hospital, adonde llegó con náuseas, dolor en el vientre, mal olor, mareos y presión alta.

 Douglas Villanueva ha quedado en prisión preventiva. Ernesto García/END

El personal médico que la atendió encontró las pastillas en la vagina de la mujer. Durante su audiencia preliminar el martes, Villanueva se declaró culpable, pero el Juez Tercero Distrito Especializado en Violencia, Félix Salmerón, no dio a lugar a la admisión de hechos y programó audiencia inicial para el 5 de abril. 

Según informes médicos, la paciente ha experimentado cambios significativos: se le retiró el ventilador y ahora respira por su cuenta, abre los ojos y reconoce a sus familiares. “Esperaremos que ella se recupere. Que luche porque ella está respondiendo por amor a sus hijos”, dijo una de sus primas, de forma escueta la tarde de ayer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus