Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

La campesina Petronila Zeledón, viuda de un desmovilizado de la ex Resistencia Nicaragüense, asesinado en la comunidad San Francisco de Gamalote, en La Libertad, Chontales, por problemas de propiedad, emplazó a la Intendente de la Propiedad, Yara Pérez, a que cumpla con la promesa de ubicarla en una propiedad a cambio de entregar la finca Palo Verde, que le fue devuelta a su antiguo dueño, Erick Villegas, y en la que vivía desde que el gobierno de Enrique Bolaños se la entregó en calidad de asignación.

“Desde el 12 de febrero, cuando nos reunimos en La Libertad, me prometieron una propiedad con título y todo, pero es la fecha y la intendente Yara Pérez no ha cumplido su promesa”, aseguró Zeledón, luego que la misma Pérez asegurara que el problema de Palo Verde ya estaba resuelto.

Zeledón y su esposo, Inés López, asesinado en el año 2007, recibieron la finca Palo Verde de manos del intendente de entonces, Alfonso Sandino, pero la misma fue reclamada por el productor Erick Villegas, quien argumentó que ya había pagado una deuda por la que le habían quitado la finca.

Por órdenes de la intendente Pérez, Palo Verde le fue regresada a Villegas. A cambio de ello, le prometieron a Zeledón y a su familia otra finca, pero esa propiedad, según la campesina, no tiene agua y no tiene construida la casa, tal y como fue la promesa inicial.

“Me ofrecieron una finca con agua y una casa construida, pero no cumplieron. Me engañaron”, aseguró la campesina, quien afirmó que debido a ese engaño se encuentra posando en la finca Los Ángeles, propiedad de un familiar.

La manipulan

Yara Pérez, Intendente de la Propiedad, negó lo dicho por la señora Zeledón y aseguró que la finca que le prometió “tiene todas las condiciones. Tiene agua, está a la orilla de la carretera y en perfectas condiciones”, responsabilizando a la abogada de la campesina de “manipularla”.

Según Pérez, el gobierno de Bolaños le dio una finca que era privada. “No pudimos titularla porque es privada y por eso la sacamos a otra propiedad”, aseguró la funcionaria.

Pero Zeledón relató que José Ignacio Ruiz Fernández, Delegado de la Intendencia en Juigalpa, le prometió que le enmendarían los gastos en que había incurrido durante los cuatro años que estuvo en la finca.

“Sólo me dieron cinco mil córdobas”, señaló Zeledón, quien detalló que también le dieron 30 láminas de zinc y 40 libras de clavos.

“Me engañaron”, repitió Zeledón, y agregó que como la finca que le dieron cerca de El Ayote no tiene agua, tenía que pedirle permiso a un productor para tomar agua de un pozo. Relató que ese productor le negó el agua, pero a cambio le ofreció comprarle la finca, razón por la que dispuso regresar a Juigalpa, donde está posando.