•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) y la Asociación de Padres y Madres de Familia con Hijos con Discapacidad (Los Pipitos) acordaron ayer emprender un proceso de trabajo conjunto para fortalecer la educación especial en el país. 

El acuerdo colaborativo incluye la conformación de una comisión técnica, integrada por funcionarios del Mined y especialistas de Los Pipitos para determinar la totalidad de niños que requieren apoyo educativo especializado de acuerdo a su condición, evaluación y análisis del estado de los servicios actuales que ambas instancias ofrecen a la población con discapacidad y elevar la cobertura de atención y fortalecer los procesos educativos dirigidos para este sector de la población.

También contempla la capacitación a docentes, validación de guías metodológicas elaboradas por Los Pipitos, identificación de metodologías apropiadas para cada discapacidad, y el aprovechamiento de los recursos de ambas instancias en pro del fortalecimiento de la educación.

3,600 en escuelas especiales

A nivel nacional, el Mined cuenta con 25 centros de educación especial, en los que, según Salvador Vanegas, asesor presidencial en asuntos educativos, se atienden a 3,600 niños, niñas y adolescentes con discapacidad, “pero la gama de discapacidades que hay requiere incrementar la capacidad de los docentes para atender otros tipos de discapacidades”.

En Nicaragua, como a nivel internacional, solo 1 de cada 10 niños con discapacidad logra ingresar a la escuela, explica Leonor Gutiérrez, presidenta de la junta directiva de Los Pipitos y “lamentablemente muchos niños están fuera del sistema de educación”. 

Los 3,600 estudiantes con discapacidad que atiende el Mined en las escuelas de educación especial, según Gutiérrez, “no representa la totalidad de niños con discapacidad en edad escolar”. 

“Estamos muy distantes de lo que deseamos, pero no es asunto de que si el Mined tiene o no discapacidad, sino que muchas familias no tienen disposición de mandar a los niños. Con estos acuerdos queremos ampliar la cobertura, la capacidad y la calidad de la educación inclusiva.”, agregó la representante de Los Pipitos tras participar de una reunión a puertas cerradas con las autoridades educativas. 

Material didáctico y lenguaje de señas

Salvador Vanegas detalló que se desarrollará una estrategia de educación inclusiva “que sume toda la fortaleza y la experiencia que tienen Los Pipitos”.

Destacó que a nivel nacional hay más de seis mil docentes que dominan el lenguaje de señas y lo usan tanto en las escuelas de educación especial como en las de educación regular.