•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A las 3:50 p.m. del miércoles arribó al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, de Managua, un avión con 27 nicaragüenses deportados de Estados Unidos, entre ellos José Luis Barberena, quien regresó a ese país en el mismo vuelo por orden de un juez de inmigración. 

El nica fue arrestado el pasado 25 de enero tras cometer una infracción menor de tránsito y al no contar con documentos, la Policía lo entregó a agentes de la Oficina de Detención y Deportación (ICE, por sus siglas en inglés). ​

 Estados Unidos deporta a 37 nicaragüenses indocumentados

Ocho días antes de la deportación, Regina Silva, la esposa del nicaragüense inició una huelga de hambre junto a su hijo de cinco años frente al Centro de Detención de Krome, en Miami, donde se encontraba detenido su esposo. 

En lo que va del año han arribado al país al menos tres vuelos con 83 nicaragüenses deportados de Estados Unidos. Archivo/END

Ahí estuvo en una camioneta forrada en pancartas pidiendo la liberación de su esposo, sin bañarse, aguantando las inclemencias del clima y picaduras de mosquitos. Pero su huelga tuvo efecto. Diversos medios locales de la Florida hicieron eco del hecho y una organización proinmigrante dio seguimiento a su caso logrando detener la deportación en tiempo récord a través de un abogado.

A las 3:50 p.m. Barberena arribó a Nicaragua y ese mismo día, alrededor de las 8:30 p.m., ya estaba de vuelta en el centro de deportación de Louisiana.

“El miércoles por la mañana un vuelo de ICE partió de los Estados Unidos hacia Nicaragua”, dijo el vocero Néstor Yglesias. “Al aterrizar, los oficiales de deportación recibieron una notificación de que Barberena había presentado una moción para reabrir su caso de inmigración, lo que provocó una suspensión automática de la deportación. Además, se presentó una suspensión de deportación en su nombre, que fue otorgada por un juez de inmigración. Con base en esta información, ICE lo devolvió a los Estados Unidos”.​

 Estados Unidos expulsa a exmilitar colombiano implicado en cinco asesinatos

Al conocer la noticia Regina Silva, quien es ciudadana estadounidense de origen nicaragüense, no pudo contener la emoción y agradeció que su petición fuera escuchada. 

“Me siento muy contenta, doy gracias a Dios y al Gobierno de Estados Unidos, porque se hizo justicia en este caso. No tengo palabras”, dijo la mujer, quien hasta ayer permanecía en huelga de hambre esperando la liberación de su esposo, que según las autoridades se haría efectiva en las próximas horas.

Sin precedentes

“Esto es un acontecimiento insólito, no hay precedentes de algo parecido”, expresó la activista Nora Sándigo al referirse al caso, cuya organización ayudó a la familia. 

“Él no sabía que tenía una orden de deportación. Tiene una esposa que es ciudadana y que lo está pidiendo, y un hijo de cinco años que es ciudadano, pero cuando en los casos no se presentan los documentos pues las deportaciones se dan”, comentó la activista a Mundo Hispánico.

entre el 1 de octubre de 2016 y el 30 de septiembre del año pasado fueron devueltos 832 connacionales. Archivo/END

Barberena entró indocumentado a Estados Unidos hace 11 años y estaba en proceso de legalizar su situación en el país tras casarse con Silva. Pero según la activista, Nora Sándigo, durante el proceso de naturalización se cometió un error legal que detuvo el proceso.​

 Trump deporta menos nicas que Obama

“Prácticamente se sacó la lotería, sin comprar el boleto porque ahora reingresa al país legalmente y está listo para empezar el proceso que lo legalice oficialmente. Que fuera hasta Nicaragua y lo regresaran eso nunca había ocurrido”, dijo el abogado Alfonso Oviedo.

Congresistas intervinieron

Los congresistas Carlos Curbelo, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart intervinieron a favor del nica, según la activista Nora Sándigo. 

En lo que va del año han arribado al país al menos tres vuelos con 83 nicaragüenses deportados de Estados Unidos. Solo entre el 1 de octubre de 2016 y el 30 de septiembre del año pasado fueron devueltos 832 connacionales, según datos oficiales.