•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional dio luz verde, la mañana de este sábado al Plan Verano 2018, en el que más de 14 mil agentes policiales garantizarán la seguridad ciudadana durante las vacaciones de Semana Santa.

Los principales destinos turísticos a vigilar son las playas del Pacífico, así como las ciudades coloniales de Granada y León.

Nicaragua espera recibir a 70,000 centroamericanos durante Semana Santa

El Comisionado General Fernando Borge, segundo jefe de la delegación de Managua, explicó a través de medios oficiales que por orientaciones del presidente Daniel Ortega, este sábado se refuerza la seguridad en los barrios, terminales de buses, mercados, carreteras, balnearios, espacios públicos y centros recreativos.

En el Triángulo Minero, un total de 270 oficiales de la Policía Nacional, se desplazaron desde hoy de forma permanente a 17 balnearios, para garantizar la seguridad de las familias, anunció esta mañana el comisionado mayor Roger José Torrez Potosme, jefe de esta delegación policial.

Nicaragua promoverá su turismo en Times Square y en aviones

En conferencia de prensa el jefe de la Policía del departamento de Carazo, Pedro Rodríguez Argueta, hizo el llamado a todos los conductores, para que respeten todas las señales de tránsito y eviten manejar en estado de ebriedad.

"Estamos dando inicio al plan verano, queremos hacerlo con responsabilidad y respeto, estamos desplegando a partir del día de hoy sábado el 100% de nuestros agentes policiales, estaremos en todas las carreteras, principalmente en la zona costera del departamento, balnearios, centros recreativos y actividades religiosas", dijo el comisionado Rodríguez.

En el departamento de Estelí, unos 450 miembros de las fuerzas policiales se desplazaron desde hoy por los diferentes puntos rurales y urbanos.

Los agentes policiales fueron desplegados en los 153 municipios del país, desde ahora hasta el 1 de abril próximo, como parte del Plan Verano 2018, según las acciones previstas por la Policía nicaragüense.

En 2017, la Semana Santa dejó en Nicaragua un saldo de 62 personas muertas por diferentes hechos violentos, entre accidentes de tráfico, ahogados y homicidios, y otras 87 heridas.