•  |
  •  |
  • END

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, reveló ayer que a más tardar el próximo 10 de enero la Esso Standard Oil y la estatal empresa Petróleos de Nicaragua, Petronic, firmarán el contrato de compra-venta de crudo venezolano y sus derivados, para garantizar el abastecimiento de combustible a las compañías petroleras que le compran a la Esso en el país, así como a las empresas generadoras de energía eléctrica que funcionan a base de hidrocarburos.

“Este contrato se va a firmar a más tardar el 10 de enero”, dijo Rappaccioli, quien además indicó que con la firma del contrato y tomando en cuenta las condiciones del financiamiento, se inyectará al país en proyectos sociales y en los sectores agropecuarios “alrededor de 300 millones de dólares”.

Esa inversión, según Rappaccioli, será gracias a los acuerdos firmados entre Alba de Nicaragua SA., Albanisa, y Petróleos de Venezuela S.A., Pdvsa, en la que se precisa que las importaciones totales en materia de crudo o combustible serán canceladas en un 50 por ciento, en un periodo de 90 días. Mientras del restante 50 por ciento, la mitad será distribuido al fondo de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, y el otro 25 por ciento a varias instituciones estatales.

Rappaccioli recordó que el acuerdo entre la Esso y Petronic contempla que las otras compañías petroleras que distribuyen combustible en el país, Texaco Caribbean Inc y Shell Nicaragua S.A., también comprarán el producto a Petronic.

Además, anunció que el primer barco de crudo venezolano, como parte de este acuerdo, llegará al país a mediados de febrero próximo, para ser procesado en la refinería de la Esso. Esto, según el ministro, permitirá incrementar la capacidad de importación de crudo venezolano y sus derivados, de un millón 600 mil barriles que se importaron este año a unos 10 millones de barriles que el gobierno pretende para el año próximo.


Impulsarán búsqueda de petróleo
El titular del Ministerio de Energía y Minas, MEM, indicó que de acuerdo con un plan estratégico para el año 2008, esta cartera del Estado impulsará la exploración y evaluación del potencial de hidrocarburos, tanto en el Pacífico como en el Atlántico de nuestro país.


Asimismo, expuso que de los cincos contratos que existían para la exploración y explotación de hidrocarburos, cuatro fueron anulados por la Corte Suprema de Justicia, debido a que se determinó que violentaban la Constitución Política, que precisa que dichos acuerdos tenían que contar con la aprobación de los Consejos Regionales.

Sin embargo, expresó que dos de estos contratos, firmados con MKJ Exploraciones Internacionales S.A., de Louisiana, serán ratificados y firmados nuevamente en enero, luego de ser consultados con los Consejos Regionales de la RAAN y RAAS; y de la aprobación del presidente Daniel Ortega.

En cuanto a los otros dos contratos anulados, y que fueron firmados con Infinity Inc. de Kansas, expuso que entre enero y marzo, espera sean sometidos a consulta por ambos Consejos Regionales para su aprobación pronta.

Mientras que la transnacional Norwood, la única empresa que se encuentra explorando en el Pacífico, dijo que “ha habido resultados muy positivos y ahora en enero se abrirá un tercer pozo”, sin embargo, no precisó cuáles eran los avances en las áreas concesionadas.


Prometen cero racionamientos en 2008
El funcionario prometió que para el año entrante ya no habrán racionamientos de energía eléctrica, y por el contrario, hasta aseguró que el sector energético tendrá una reserva de hasta un 20 por ciento, sumado a que ninguna planta generadora eléctrica que funcione a base de combustibles tendrá problemas por falta del producto, ya que el contrato con la Esso permitirá abastecerlas.

“Si llegara (a fallar) alguna planta de las que producen energía con petróleo, será por alguna razón técnica, pero no por petróleo”, aseveró el ministro en rueda de prensa en las instalaciones del Ministerio de Energía y Minas, este miércoles.

Rappaccioli aseguró que con la instalación de los 180 megavatios de generación de energía eléctrica el próximo año, los cuales según él empezarán a entregar los primeros 40 megas en marzo, permitirá que el país no sufra racionamientos, pero además aseguró que desde esa fecha hasta septiembre pretenden instalar al menos 180 megavatios.

Según el funcionario, eso significa que “no vamos a tocar las plantas diesel. Allí van a estar las plantas Hugo Chávez de reserva, y las otras unidades viejas, Las Brisas Uno y Dos, no las vamos a tocar del todo”, dijo.

El ministro también anunció que en noviembre del próximo año entrarán los primeros 40 megavatios de energía eólica, cuya obra la está ejecutando el consorcio Amayo, en Rivas.