• |
  • |
  • END

El gobierno de Suecia, uno de los cooperantes de mayor peso en Nicaragua a través de la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo, ASDI , fue claro ayer al emitir un comunicado y afirmar que su decisión de retirar la ayuda de nuestro país, se debe a que la democracia va en el camino equivocado.

El comunicado firmado ayer por la jefa de Cooperación, María Tegborg, y dado a conocer por la Embajada de Suecia, Guatemala Sección de Cooperación para el Desarrollo con Nicaragua, deja claro que la decisión de esa nación de retirarse de aquí, no se debió solamente a un rediseño de la política exterior de ese país, como dijo la ex embajadora Eva Zetterberg en su momento.

Comunicado oficial

“Deseamos informarles que ASDI terminará con los apoyos presupuestarios sectoriales en Nicaragua. El gobierno de Suecia viene dando seguimiento al desarrollo de la democracia en Nicaragua, y considera que las condiciones para la gobernanza en el país no han evolucionado en la dirección positiva esperada”, dice el comunicado al que END tuvo acceso.

El comunicado de la jefa de la Cooperación sueca, se dio a conocer ayer, precisamente un día después de que el presidente Ortega compareciera ante la televisión cubana, en una entrevista en la cual atacó al gobierno de Estados Unidos y amenazó con expulsar a sus funcionarios de la Embajada de Managua, por considerar que éstos “conspiran” contra su Gobierno, y se pronunció por el Partido Único.

Ortega también ha sido constante en sus señalamientos contra los países europeos, a los que califica de “colonizadores” por pretender poner condiciones a la ayuda que brindan al país. Procuramos conocer alguna reacción oficial en la Cancillería nicaragüense, pero no hubo forma de hablar con ninguno de los funcionarios que podrían brindarla.

“A la luz de lo anterior, Suecia ha decidido revisar la estrategia de salida gradual 2008-2011 que está vigente para Nicaragua. Como consecuencia de esta revisión, el gobierno de Suecia ha delegado a ASDI, la misión de cancelar los acuerdos de apoyo presupuestario para los sectores de salud y desarrollo rural”, agrega el documento de la jefa de la Cooperación sueca.

La ex embajadora Zetterberg, a mediados de 2007, fue quien anunció que su país se retiraría de Nicaragua, pero esgrimió en aquel momento que las razones específicas tenían que ver con la decisión del gobierno sueco, de redirigir su apoyo a países africanos y de Europa del Este que tenían mucha necesidad.

28.5 millones de dólares anuales

Hasta 2006, según cifras del Banco Central, Nicaragua recibió 28.5 millones de dólares anuales de parte Suecia, la mayoría de ellos dirigidos a sectores como democracia, derechos humanos, salud, y el sector rural productivo.

El comunicado de Tegborg señala que, “en lo general, continuaremos con nuestra conducta de salida gradual, según lo planificado, lo que significa que la cooperación de ASDI a cualquier organización (que tenga pendiente finalizar proyectos) no se verá afectada por esta decisión”.

La Unión Europea suspendió más de 30 millones de dólares de ayuda a Nicaragua por identificar en el país incumplimientos de gobernabilidad, transparencia y respeto a los derechos humanos, tras esos cuestionados comicios, considerados como “fraudulentos” por la oposición.

Esa misma razón es la que señaló Estados Unidos para congelar temporalmente 64 millones de dólares que están pendientes de desembolsar de la Cuenta Reto del Milenio (CRM), y cuya decisión final sobre si retirar de manera definitiva, se tomará en junio próximo.

El gobierno ha admitido dificultades para financiar el Presupuesto este año, y ha hecho algunos ajustes cosméticos en busca de cerrar la brecha que ha provocado la suspensión de la ayuda. El Ejecutivo ha confiado en que Venezuela sustituirá todos los montos, en caso de un retiro definitivo de la ayuda internacional, máxime cuando el presidente de ese país Hugo Chávez, aseguró recientemente que entregará 50 millones de dólares para cubrir los fondos de la CRM.

Acevedo: “Nos vamos hundiendo más”

El economista Adolfo Acevedo dijo que la claridad con la que se expone la realidad sobre la salida de Suecia del país se podría traducir en un mayor deterioro de la cooperación externa en el mediano plazo.

“En el momento en que Nicaragua más necesita fondos para recuperar algunas perspectivas de viabilidad, vemos que paulatinamente más bien se van poco a poco y dejan más claras las razones del por qué”, dijo Acevedo.

Añadió que a esto se suma que los ingresos fiscales que hasta 2007 todavía presentaban un fuerte crecimiento, se desaceleraron en 2008 por efecto de la disminución en el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), y que se prevé tengan el mismo comportamiento para este año.

“Esto significa que nos vamos quedando sin fuentes de financiamiento para aumentar las inversiones que se debería hacer para que el país tenga perspectivas de futuro, sobre todo inversiones en capital humano y en la infraestructura básica. Esto nos tiene que preocupar a todos”, dijo Acevedo.