•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Ahí viene Jesús”, exclaman dos señoras agarradas del brazo. Al fondo, decenas de guatemaltecos de la aldea San Felipe de Jesús, incluidos los doce apóstoles, escoltan a Jesús Nazareno, que entre palmas y rezos ha vuelto a vivir.

Apenas amanece y la gente se va conglomerando a la salida de la iglesia. El atrio está lleno. Los alrededores suenan a bullicio y recogimiento; huelen a atol, café y panitos, y lucen verdes y morados, con los ramitos de palma.

 El Domingo de Ramos en Guatemala revive la entrada de Jesús entre palmas

Aura ha venido con toda su familia. Su esposo y sus cinco hijos. Hace años que la procesión en vivo del Domingo de Ramos en la aldea San Felipe de Jesús, la única con burro en la ciudad colonial La Antigua, es una tradición en su casa.

“¿De aquí sale? ¿Cuándo?”, le pregunta a Aura uno de sus hijos escondido detrás de un gorro rojo. La devoción y el fervor se continúa viviendo generación tras generación en este pueblo católico.

Salvadoreños realizan el V Viacrucis del Migrante.

Desde la década de los 60, cuenta a Acan-Efe Luis Humberto Gaitán, se realiza esta procesión, que empezó como una representación teatral y terminó como una romería en vivo de la entrada de Jesús en Jerusalén y de la liturgia de la palabra que evoca la Pasión del Señor en el Evangelio de San Mateo.

“Con el paso del tiempo se fue cambiando. Se acortó el camino, por ejemplo”, recuerda este hombre canoso, que vino por primera vez con su padre con cuatro años, y que cargó su primera anda procesional con 10, allá por 1962.

Aún lo recuerda como si fuera hoy, parece que el tiempo no ha pasado por su mente. Su idea, y la de estas hermandades de San Felipe de Jesús que han mantenido viva esta usanza con acervo, es continuar: “Queremos no perder esta tradición de hacerlo en vivo. Las instituciones no pasan, pero la gente sí”.

 Cardenal Brenes exhorta a meditar en la pasión y resurrección de Jesucristo

El niño de 11 años que lo acompaña, Luis Felipe Javier, es un ejemplo de que sí hay futuro. Desde pequeño asiste a esta procesión en vivo y espera ser, algún día, uno de los doce apóstoles que acompañen a Jesús, pues supone su “bienvenida” a la hermandad como un nuevo miembro.

Luis Humberto gira la cabeza. Ya terminó la homilía y está a punto de salir la procesión. Los doce apóstoles se colocan a los costados en la entrada del templo y el burro -que orina ante los asistentes previo a iniciar la travesía-, se ubica en el centro, junto con Jesús.

La hermandad de la Iglesia de San Felipe de Jesús realiza una procesión en Ciudad Antigua, Guatemala. Foto: EFE/END.

Tras una breve oración empieza un recorrido de más de tres horas a pie por algunas de las aldeas más cercanas, en las que se revive la Pasión de Jesús, con representaciones improvisadas durante este recorrido engalanado con música y pólvora.

“Bendito sea el que viene en el nombre del señor”, grita Judas, mientras dos niños tocan los tambores y un par de mujeres lanzan pétalos de flores al paso de la comitiva con entusiasmo y pasión.

Y es que la Semana Santa en San Felipe es “vivir”.

 El papa pide a los jóvenes que se resistan a quienes quieren hacerles callar

El Salvador 

La Policía Nacional Civil (PNC) desplegó ayer a 800 de sus elementos en las distintas fronteras de El Salvador con el fin de proteger a los turistas que salgan y entren a este país durante el período de vacaciones de Semana Santa, informó el cuerpo de seguridad.

La fuente indicó que la División de Seguridad Fronteriza de la PNC reportó este domingo un “alto” flujo de personas saliendo e ingresando al país por las fronteras Las Chinamas y La Hachadura, ubicadas en el occidental departamento de Ahuachapán; El Amatillo, en La Unión (este), Angiuatu, en Santa Ana (nordeste) y El Poy, en Chalatenango (norte).

Ante esta situación, la PNC desplegó a 800 policías con el objetivo de “generar un clima de seguridad y tranquilidad a todos los usuarios de esas fronteras”.

Estos agentes también desarrollarán controles vehiculares en las arterias cercanas a las fronteras para agilizar el paso y brindar seguridad, indicó la corporación policial.

Señaló que elementos de la División Antinarcóticos (DAN) también se encuentran en las diferentes fronteras para el combate de los delitos “transnacionales” como el tráfico de droga, armas, el tráfico ilegal de personas, el contrabando de mercadería entre otros.

Según datos de la Dirección General de Migración y Extranjería, el sábado se registró un ingreso de 13,252 personas y salida de 19,376, números que podrían incrementar en los próximos días.

Honduras

Cientos de hondureños continúan abandonando este domingo la capital hondureña por vía aérea y terrestre para disfrutar de las vacaciones de la Semana Santa dentro o fuera del país centroamericano.

La movilización de turistas locales comenzó el viernes pasado y se prevé que irá aumentando al menos hasta el próximo miércoles, cuando iniciará el asueto de la empresa privada.

El Gobierno que preside Juan Orlando Hernández otorgó un asueto a los más de 200,000 empleados y funcionarios del sector público, durante toda la Semana Santa, con el fin de estimular el turismo interno.

Según cifras del Ministerio de Turismo, más de 3 millones de turistas, entre nacionales y extranjeros, se movilizarán en Honduras durante la Semana Santa, principalmente a las playas del Caribe, sitios arqueológicos, ríos y parques ecológicos.

Para evitar accidentes de tráfico y otros incidentes el pasado viernes inició la operación “Este verano, hagamos de la prevención una tradición”, en la que participan más de 20,000 personas, entre policías, militares, socorristas de la Cruz Roja y Cruz Verde, y personal de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).