•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un ciudadano suizo murió  ayer ahogado en un balneario del Pacífico de Nicaragua y se convirtió en la tercera  víctima por sumersión en lo que va de la Semana Santa , informó la Cruz Roja Nicaragüense. Philippe Wyssmüller, de 64 años, originario de Suiza, falleció ahogado ayer por la tarde en la playa Las Peñitas, en el municipio de León, dijo a periodistas Marcio Ocón, presidente de la Cruz Roja Nicaragüense (CRN), filial León.

La primera víctima por sumersión en lo que va de Semana Santa fue un hombre de identidad aún desconocida que murió este domingo en El Trapiche, ubicado en las afueras de Managua.

En ese mismo balneario, considerado uno de los más peligrosos por la cantidad de personas que perecen en sus aguas, falleció ayer una niña de cinco años que se recreaba con su mamá, y sus hermanos, confirmó la abuela paterna de la niña, María Auxiliadora Pavón.

“Ellos (los niños y su mamá) iban a ver a un familiar al barrio que está frente a El Trapiche, pero al parecer los niños pidieron a la mamá ir a ese lugar (centro turístico) que no conocían”, explicó Pavón, abuela de Helen Medrano Hernández, quien cursaba el segundo nivel de preescolar en el colegio Azul y Blanco, en el barrio El Rodeo de Managua.

La primera víctima por sumersión en lo que va de Semana Santa fue un hombre de identidad aún desconocida que murió este domingo en El Trapiche.

La vela de la pequeña Helen Camila Medrano se realizó anoche en el barrio El Rodeo.

En 2017, la Semana Santa dejó en Nicaragua un saldo de 62 personas muertas por diferentes hechos violentos, de las cuales 21 fueron por sumersión, según la CRN.