•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los 158 sacerdotes que conforman el clero de la Arquidiócesis de Managua renovaron hoy sus promesas en la tradicional misa crismal que preside el cardenal Leopoldo Brenes Solórzano, quien pidió a los religiosos "vivir en cercanía con los fieles".

En la misa, que se desarrolla en la catedral de Managua, Brenes bendecirá los santo óleos que a lo largo del año utilizarán los clérigos en la administración de los sacramentos.

Los santos óleos que bendicirá el arzobipo Brenes son: el óleo de los catecúmenos, el cual se imparte a los bautizados; el óleo de los enfermos, el cual se da quienes están con la salud quebrantada.

El tercer sacramento que será bendecido por el cardenal Brenes es el santo crisma, el cual se utiliza para impartir los sacramentos del bautizo, confirmación y orden sacerdotal.

Este crisma también es utilizado para bendecir los templos.

"Al renovar nuestras promesas sacerdotales, acompañamos a nuestro pueblo santo", destacó el cardenal Brenes.

Son 158 los sacerdotes que renovaron sus votos. Ernesto García/ENDEl sacerdocio sacramental es una gracia que " hemos recibido de Dios sin ningún mérito de nuestra parte", añadió el cardenal nicaragüense.

Brenes también recordó a los sacerdotes que deben vivir en cercanía con los fieles.

"El sacerdote debe vivir en comunión con sus fieles desde la parroquia, siendo un verdadero servidor, como lo hizo Jesús", pidió Brenes.

Además, el cardenal reiteró su petición alos laicos: seguir orando por los sacerdotes.

Los sacerdotes, hoy en la catedral de Managua. Ernesto García/END

El año pasado, indicó Brenes, se repartieron 75 mil pergaminos entre los laicos de Managua, con el nombre de un presbítero, a quien encomiendan sus oraciones.

Finalmente, Brenes elogió a su antecesor, el cardenal emérito, Miguel Obando y Bravo, quien fungió como arzobispño de Managua durante 35 años.