•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cuatro personas fallecieron en accidentes de tránsito y otra por homicidio en Nicaragua, lo que aumentó a 21 la cifra de muertos en distintos incidentes en lo que va de la Semana Santa en el país, informaron hoy las autoridades.

La Policía Nacional indicó que entre las 06:00 horas del miércoles (12:00 GMT) y las 06:00 de este jueves (12:00 GMT) fallecieron cuatro personas en accidentes de tránsito, y una por homicidio.

Los muertos por accidentes viales fueron un ciclista que andaba en estado de ebriedad, un motociclista que conducía sin casco, y dos peatones que cruzaron la vía de forma imprudente, según el informe policial.

El caso de homicidio fue un joven que murió asesinado en el municipio de León, al noroeste de Managua.

Nicaragua sigue registrando muertes violentas en esta Semana Santa. Archivo/END

La víctima, identificada como Luis Felipe Téllez, de 17 años, murió a consecuencia de heridas con arma blanca propinadas por un desconocido, dijo la portavoz de la Policía Nacional, Vilma González, a periodistas.

Hasta ayer, las autoridades registraban 16 muertos, ocho de ellos en accidentes de tráfico, seis por sumersión, y dos homicidios en los primeros días de las vacaciones de Semana Santa.

Entre las víctimas por sumersión se encuentran un ciudadano suizo y un español.

El español Valentín Aznar Armengol, de 61 años, pereció este martes en el Gran Lago Cocibolca, cuando intentaba salvar a un adolescente, presuntamente nicaragüense, de 14 años, quien también murió ahogado.

En El Trapiche han muerto 4 personas en lo que va de Semana Santa. Archivo/END

De acuerdo con la información, las dos víctimas participaban en una excursión en lancha en el Gran Lago Cocibolca, cuando un movimiento brusco de las olas provocó que el adolescente cayera a las aguas, seguido de Aznar Armengol, quien trató de salvarlo.

En tanto, el ciudadano suizo Philippe Wyssmüller, de 64 años, murió el lunes pasado en la playa Las Peñitas, municipio de León, 111 kilómetros al noroeste de Managua, de acuerdo con la información.

Las autoridades nicaragüenses calculan que cerca de tres millones de personas se movilizarán durante toda la Semana Santa a diferentes balnearios y otros sitios de recreo en el país centroamericano.

En 2017, la Semana Santa dejó en Nicaragua un saldo de 62 personas muertas por diferentes hechos violentos, entre accidentes de tráfico, ahogados y homicidios, y otras 87 heridas.

De las 62 víctimas mortales, 28 fueron por accidentes de tránsito, 21 por sumersión y 13 por homicidios, según la Policía Nacional y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).