•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 84 permisos de conducir fueron suspendidos en Nicaragua el Viernes Santo, uno de los días con mayor movimiento de personas durante las vacaciones de la Semana Santa, informó hoy la Policía Nacional.

Del total de licencias de conducir suspendidas, 60 fueron por conducir en estado de ebriedad y 24 por exceso de velocidad, según una declaración pública de la Policía nicaragüense.

Guardacostas de Estados Unidos brindan apoyo a Cruz Roja de Nicaragua

La suspensión de permisos se realizó en el marco de un operativo nacional de seguridad denominado "Plan Verano", que tiene como objetivo reducir las probabilidades de accidentes de tráfico durante la Semana Santa, cuando millones de personas realizan viajes en el interior de Nicaragua.

Nicaragua calcula que cerca de tres millones de personas se movilizarán durante toda la Semana Santa a diferentes balnearios y otros sitios de recreo en el país centroamericano.

Accidentes de tránsito

Cuatro personas fallecieron en accidentes de tránsito y otra por homicidio en Nicaragua, lo que aumentó a 21 la cifra de muertos en distintos incidentes en lo que va de la Semana Santa en el país, informaron las autoridades.

La suspensión de permisos se realizó en el marco de un operativo nacional de seguridad denominado "Plan Verano", que tiene como objetivo reducir las probabilidades de accidentes de tráfico durante la Semana Santa, cuando millones de personas realizan viajes en el interior de Nicaragua.

La Policía Nacional indicó que entre las 06:00 horas del miércoles (12:00 GMT) y las 06:00 de este jueves santo (12:00 GMT) fallecieron cuatro personas en accidentes de tránsito, y una por homicidio.

Los muertos por accidentes viales fueron un ciclista que andaba en estado de ebriedad, un motociclista que conducía sin casco, y dos peatones que cruzaron la vía de forma imprudente, según el informe policial.

Niño ahogado en El Trapiche es víctima mortal 18 de Semana Santa en Nicaragua

El caso de homicidio fue un joven que murió asesinado en el municipio de León, al noroeste de Managua.

La víctima, identificada como Luis Felipe Téllez, de 17 años, murió a consecuencia de heridas con arma blanca propinadas por un desconocido, dijo la portavoz de la Policía Nacional, Vilma González, a periodistas.

Hasta ayer, las autoridades registraban 16 muertos, ocho de ellos en accidentes de tráfico, seis por sumersión, y dos homicidios en los primeros días de las vacaciones de Semana Santa.