•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La cantidad de muertos por sumersión durante las vacaciones de Semana Santa se elevó a 18 en Nicaragua, informó hoy la Policía Nacional.

La cifra llegó a 18 fallecidos luego de que 7 personas fueron reportadas como ahogadas ayer Sábado de Gloria, cuando Nicaragua ya contaba 11 muertes por causas similares.

La Policía nicaragüense reportó tres muertes al sur de la Laguna de Masaya, en un lugar conocido como Venecia, en la zona Pacífico de Nicaragua. Los fallecidos en dicha laguna fueron identificados como Stalin Geovanny Méndez Carballo y Miguel Ángel López Gutiérrez, ambos de 22 años, más un adolescente de 14 años.

Otras dos víctimas fueron reportadas en el Bluff, en el litoral Caribe, que la Policía identificó como Keyton Allan Forbs, de 23 años, y Ariel Miller Polak, de 22 años.

En el río Malacatoya, al norte del Gran Lago de Nicaragua, falleció José Ramón Meneses, de 42 años, y en el Lago de Apanás, un cuerpo de agua artificial ubicado a unos 180 kilómetros al norte de Managua, pereció Julio César Blandón Ruiz, de 40 años.

Dos personas mueren ahogadas en la laguna de Masaya

Cabe mencionar que los cuerpos de Méndez, Miller y del adolescente, no han sido encontrados, por lo que deberían ser considerados como desaparecidos según los protocolos oficiales de búsqueda y rescate, sin embargo, la Policía local los presentó como fallecidos.

La Semana Santa es una de las épocas del año que más muertes por sumersión registra en Nicaragua, debido a la cantidad de personas que visita los balnearios, aprovechando las vacaciones de la temporada.

La Policía Nacional mantiene cobertura en 92 destinos turísticos y 442 balnearios de Nicaragua.

En 2017 las autoridades registraron 21 muertes por sumersión durante las vacaciones de la Semana Santa.

Nicaragua calcula que cerca de tres millones de personas se movilizarán durante toda la Semana Santa a diferentes balnearios y otros sitios de recreo en el país centroamericano.