•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional suspendió los permisos de conducir a 81 conductores en Nicaragua por manejar en estado de ebriedad el Sábado Santo, informó hoy la institución de seguridad.

La Policía local suspendió las licencias de conducir a otras 36 personas por exceso de velocidad, según un informe oficial.

Las 117 licencias suspendidas por conducir bajo los efectos del alcohol o a exceso de velocidad ayer sábado, sumadas a las 84 del Viernes Santo, suman un total de 201 permisos retirados de manera temporal en un lapso de 48 horas.

La Policía de Nicaragua también ha arrestado a varias personas durante la Semana Santa. Archivo/END

Las suspensiones de permisos de conducir en Nicaragua pueden extenderse desde 24 horas a tiempo indefinido, en dependencia del número de faltas de cada conductor y de sus gestiones por recuperar la licencia.

La Policía nicaragüense realizó suspendió las licencias en el marco de un operativo nacional de seguridad denominado "Plan Verano", que tiene como objetivo reducir las probabilidades de accidentes de tráfico durante la Semana Santa, cuando millones de personas realizan viajes en el interior del país.

Nicaragua calcula que cerca de tres millones de personas se movilizarán durante toda la Semana Santa a diferentes balnearios y otros sitios de recreo en el país centroamericano.

15 arrestados

Un total de 15 personas fueron arrestadas por cometer "delitos de alta peligrosidad" en Nicaragua, informó hoy la Policía Nacional.

Durante la Semana Santa se han reportado varios crímenes. Archivo/END

Los detenidos, cuyas identidades no se divulgaron, fueron llevados a prisión este Sábado de Gloria, por delitos como violación, robos con fuerza, robos con violencia y robos con intimidación, detalló la Policía nicaragüense.

Adicionalmente los agentes de seguridad decomisaron 35 armas blancas, cuya portación fue prohibida del 24 de marzo al 1 de abril.

Las autoridades también reportaron la incautación de un saco con 28 kilogramos de marihuana, divididos en 10 paquetes, en el departamento (provincia) de Río San Juan, al sur del país.

Nicaragua es considerado uno de los países más seguros de América Latina con una tasa de homicidios de 6 por cada 100.000 habitantes y una tasa de robos de 71,5 por cada 100.000 habitantes, entre las más bajas de la región, según datos oficiales.