•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los turistas del buque Westerdam de la flota de Holland-America Line dijeron adiós a los 6,000 bañistas que disfrutaban de las aguas de Pasocaballos y Corinto, ayer.

Peter Campbell, originario de Alemania, se entremezcló con los veraneantes al conducir un triciclo con sus compañeros de viaje.

Ofelia Manzanares, delegada del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) en Chinandega, confirmó que el crucero venía de Punta Arenas, Costa Rica  y desembarcó en Nicaragua con 1,880 pasajeros y 790 tripulantes.

El Westerdam estaría llegando hoy a Puerto Quetzal, en Guatemala.

En Corinto bajó el 70 por ciento de los pasajeros.  Muchos de ellos fueron a León y otra parte eligió viajar en triciclo por la ciudad-puerto, saturada de turistas nacionales.

“Al menos 35 triclicos fueron rentados por turistas alemanes, ingleses y norteamericanos”, dijo Sergio Cano, colaborador de la cooperativa Conchagua.

La franja de restaurantes ubicados a la orilla del mar estuvo concurrida por la clientela europea. 

“Gustan del marisco fresco, el steak y los vegetales”, manifestó Masiel Díaz Acuña, propietaria del Rancho El Espigón, en Corinto.

Este fue el segundo buque turístico que llegó a Corinto en Semana Santa y el 27 en lo que va del año, solamanente quedan 10 más para finalizar la temporada de cruceros, el 23 de junio.