•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cientos de católicos del país participaron ayer domingo en la procesión y misa de Resurrección de Jesucristo, realizada por el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, en la iglesia Cristo Resucitado de las Américas Dos en Managua. 

A las 7:00 a.m. los feligreses partieron de la capilla Nuestra Señora de Fátima del barrio Hugo Chávez Frías con la imagen del resucitado, para encontrarse con la imagen de la Virgen María en una de las calles del barrio Bertha Díaz. 

Luego la procesión siguió su camino hacia el sector de residencial Las Mercedes, hasta llegar al puente de Transagro en la calle principal de Las Américas, en donde los fieles católicos esperaron al cardenal Brenes para finalizar el recorrido en la parroquia Cristo Resucitado. 

¡Viva Cristo Resucitado!, gritaba la feligresía con mucho fervor mientras Brenes abrazaba y bendecía a quienes lo esperaron bajo el inclemente sol de las 10:00 a.m. 

“Para nosotros como Iglesia católica esta es la celebración más grande. Ayer (sábado) celebramos la vigilia, la madre de las vigilias, o sea es el gran acontecimiento que marcó la vida de la Iglesia y la humanidad. Cristo  había venido como El Mesías y todos pensaban que era un líder político, un líder pastoral. Él vino a marcar otra experiencia y anunció su muerte y realizó su resurrección. Pensaron que la muerte era posible, pero no que resucitara, nunca había resucitado nadie, creo que esa es la gran noticia que hoy tenemos”, dijo Brenes. 

Además señaló que el papa Francisco ese mismo día, pero algunas horas antes, había lanzado la gran noticia al mundo, y a través de  los medios de comunicación se debe anunciar esa gran noticia a la humanidad que verdaderamente Cristo ha resucitado.

“Cristo está vivo y ha vencido a todas las tinieblas para introducirnos a la luz. Ha vencido a la muerte para introducirnos a la vida. Esto es lo más hermoso y lo más grande que como Iglesia, como comunidad  y como pueblo cristiano podemos vivir. San Pablo diría vana sería nuestra fe si Cristo no hubiese resucitado”, expresó el cardenal. 

Labor pastoral

De igual manera, Brenes destacó que este 1 de abril cumplió 13 años de ser nombrado arzobispo de Managua. El acto solemne ocurrió el 1 de abril de 2005, para convertirse en sucesor del cardenal Miguel Obando y Bravo. Luego el 12 de enero de 2014, el papa Francisco lo nombró cardenal, junto con otros 18 obispos. 

“Hace 13 años la arquidiócesis me dio la noticia, que para mí fue una gran sorpresa”, dijo emocionado   Brenes, durante la misa.

Cabe señalar que este 31 de marzo también se celebró el 50 aniversario de la ordenación episcopal de su eminencia reverendísima cardenal Miguel Obando y Bravo.

La evangelización 

Por su parte, Marina Corea, miembro del ministerio de evangelización parroquial, dijo que la Iglesia Cristo Resucitado atiende a  los católicos de las Américas Dos, Las Delicias, Colinas de Verona, B – 15, Germán Pomares y los barrios de las capillas. 

“La resurrección de Cristo es lo más maravilloso para nosotros los cristianos. Saber que Él venció la muerte. Hoy conmemoramos ese vencimiento, porque él está vivo”, apuntó Corea. 

Añadió que la visión de la parroquia Cristo Resucitado es evangelizar, es decir  proclamar la palabra de Dios a quienes todavía no conocen de ella.  

“Nuestra parroquia es misionera. Desde hace 10 años nosotros tenemos la misión parroquial y permanente y fruto de ello son todas las comunidades que hay, porque tenemos alrededor de 12 trabajando, ellas son la fuerza viva de esta parroquia”, afirmó Corea. 

De igual manera, María de Jesús Sandoval, miembro de la congregación católica dijo que para quienes están todavía débiles en la fe la resurrección de Cristo les da más fuerza y fortaleza para seguir su camino hacia Dios padre. 

“Esto es como renacer de nuevo y fortalecer la fe. Hay que seguir adelante evangelizando. Nosotros estamos trabajando para llevarle la palabra de Dios, pero también necesitamos llenarnos de su amor, por eso estamos aquí“, dijo Sandoval.