•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los delitos registrados en el territorio nacional entre el domingo 25 de marzo y el domingo 1 de abril, correspondientes a la Semana Santa, disminuyeron en comparación con los ocurridos el año anterior, informó ayer la Policía Nacional durante la presentación del informe final del Plan Verano 2018. 

El comisionado general Francisco Díaz, subdirector general de la Policía, detalló que en los ochos días que duró la Semana Mayor, se registraron en Nicaragua 641 delitos, es decir, 344 delitos menos que en 2017, cuando se registraron 985 hechos delictivos. 

Diariamente, durante la semana pasada, mientras miles de familias nicaragüenses y extranjeras vacacionaban en territorio nacional, los agentes policiales registraron 80 delitos. 

Como resultado de los diferentes operativos policiales, se decomisaron 92 libras de marihuana, 38 armas de fuego y 416 armas blancas. 

Y adicionalmente se logró la captura de 118 delincuentes acusados de delitos de peligrosidad, informó el comisionado general Díaz. 

La mayoría de capturados estaban vinculados a robos. Específicamente, 45 fueron detenidos por robo con intimidación, 30 por robo con fuerza, 28 por robo con violencia, 8 por homicidio, 3 por asesinato, 3 por violación y uno por femicidio. 

Trabajo coordinado

El comisionado general Díaz atribuyó la disminución de delitos y peligrosidad en esta temporada vacacional a la coordinación institucional. 

El comisionado general Díaz atribuyó la disminución de delitos y peligrosidad en esta temporada vacacional a la coordinación institucional. 

“El trabajo cohesionado con otras instituciones del Gobierno como los servicios de rescate, la Dirección General de Bomberos, la Cruz Roja, el Ministerio de la Familia, el Ministerio de la Salud y los gobiernos municipales nos llevó a estos resultados”, indicó Díaz.  

La Semana Santa 2018 cerró en total con 50 fallecidos: once por homicidios, 23 personas murieron por sumersión y 16 por accidentes de tránsito. 

Más movilización

Además, en el informe final del Plan Verano 2018, los agentes policiales contabilizaron la movilización de aproximadamente 4.5 millones de personas en carreteras y vías de Nicaragua. 

Dicha movilización se realizó en 751 mil vehículos, que incluyen autobuses, camiones, camionetas, automóviles y motocicletas que se dirigían hacia balnearios, destinos turísticos, actividades religiosas, culturales y tradicionales, indicó la Policía Nacional.

Díaz indicó en su informe que esta movilización masiva en las vacaciones de verano representó un aumento del 20% en relación con la registrada en 2017.

Durante esta temporada, 14 mil agentes policiales se movilizaron en todo el país dando protección a diferentes eventos.