•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los agentes de tránsito que implementaron planes de seguridad vial entre el sábado 24 de marzo y el domingo 1 de abril suspendieron 472 licencias de conducir, informó ayer la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional. 

Los registros históricos de cantidad de licencias suspendidas indican que semanalmente se suspenden entre 80 y 120 documentos de manejo.  

Del total de licencias suspendidas, 269 fueron a conductores que se encontraban en estado de ebriedad al momento de ser detenidos, y 203 a quienes conducían rebasando los límites de velocidad permitidos, detalló la comisionada General Vilma Reyes, jefa de Tránsito Nacional. 

Del total de licencias suspendidas, 269 fueron a conductores que se encontraban en estado de ebriedad al momento de ser detenidos. Foto: Alejandro Sánchez/END.

Además en promedio 45 vehículos fueron retenidos diariamente. En total, 291 automóviles fueron trasladados al depósito vehicular porque sus conductores no llevaban licencia, y 115 motocicletas fueron retenidas porque sus conductores no portaban el casco de seguridad. 

Reyes explicó que los agentes de seguridad implementaron planes de seguridad vial en 739 kilómetros de 42 tramos de carretera del país. La cobertura incluyó 1,224 retenes que se extendieron desde Potosí, en Chinandega, hasta Peñas Blancas, en Rivas. 

“Aplicamos nuestras técnicas de alcoholímetro y radares en carreteras, además regulamos el tráfico en terminales de buses, entradas y salidas de balnearios, realizamos levantamiento rápido de los accidentes de tránsito, y garantizamos el retorno seguro de los veraneantes”, sostuvo la jefa de Tránsito Nacional. 

Más accidentes, pero menos muertes

En el mismo periodo, los accidentes de tránsito ascendieron a 788 en todos los departamentos del país. Si bien esta cantidad ascendió con relación al 2017, cuando se registraron 696 accidentes, la cantidad de fallecidos y lesionados disminuyó. 

 En total, 291 automóviles fueron trasladados al depósito vehicular porque sus conductores no llevaban licencia. Foto: Alejandro Sánchez/END.

La estadística de la Semana Santa 2018, una de las semanas históricamente con mayor mortalidad en Nicaragua, cerró con 16 fallecidos en las vías y 54 lesionados. Es decir, 12 muertes y 40 lesionados menos que el año pasado.

De los 16 fallecidos, solo una era mujer. Nueve de las víctimas tenía entre 26 y 45 años, cinco tenían entre 6 y 25 años, y 2 eran mayores de 46 años. 

Mientras que los motivos que ocasionaron los accidentes fueron los siguientes: nueve de las víctimas mortales de las vías se encontraban en estado de ebriedad, tres fallecieron por imprudencia peatonal, dos fueron pasajeros que cayeron de un automotor, uno murió a causa de giros indebidos y otro pereció por no guardar la distancia.

Los accidentes de tránsito ascendieron a 788 en todos los departamentos del país. Foto: Bismarck Picado/END.

Por la condición de las víctimas, estas fueron ocho conductores, seis peatones y dos pasajeros. 

Más instalación de vallas

Por otro lado, durante la semana pasada el departamento de Ingeniería Vial de la Policía Nacional en conjunto con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y el Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav) instaló 1,287 metros de vallas metálicas en los departamentos de Matagalpa, Estelí, Nueva Segovia y Jinotega.