Mauricio Miranda
  • |
  • |
  • END

El periodista colombiano Hernando Calvo Ospina, radicado en Francia y reconocido por sus coberturas sobre el conflicto armado con las FARC, el narcotráfico y el paramilitarismo en Colombia, relató cómo fue retenido por instrucciones de autoridades de Estados Unidos, durante un viaje que realizaba con destino a Nicaragua.

En una crónica publicada en el portal www.rebelion.org y citada por diversos cables internacionales, Calvo Ospina, autor de varios libros y crítico acérrimo de las políticas del presidente Álvaro Uribe, denunció la “paranoia” que obligó a que el avión en que viajaba proveniente de París, se desviara hacia Martinica, cuando debía de aterrizar en México, en su camino hacia Managua.

En su relato, afirma que el motivo de su viaje a Nicaragua era realizar un reportaje para la publicación mensual Le Monde Diplomatique, para la cual colabora de manera regular. Esa fue la misma explicación que dio a las autoridades que se encargaron de interrogarlo, cuando fue retenido, según su crónica.

Está en Nicaragua

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, el avión hizo escala técnica en la isla caribeña francesa de Martinico, al no permitirse el vuelo por el espacio aéreo estadounidense, y una vez que el aparato llegó a México, Calvo Ospina fue interrogado por la Policía mexicana. Posteriormente continuó su viaje a Nicaragua
El incidente ocurrió el sábado 18 de abril. El vuelo 438 de Air France se encontraba a cinco horas de Ciudad México, cuando el capitán anunció a los pasajeros --entre ellos Calvo--, que autoridades estadounidenses desautorizaron el paso de la nave por su espacio aéreo.

El motivo expresado por el piloto, de acuerdo con el relato del colombiano, fue: “Entre los pasajeros que colmábamos el avión, viajaba una persona que no era bienvenida de seguridad nacional”.

Luego, la misma voz comunicó a los viajeros que el vuelo se desviaría a Fort de France, en la isla de Martinica, en el Mar Caribe, bajo el argumento de que había que recargar combustible.

La línea Air France confirmó que el desvío de la aeronave se produjo por orden de la Transportation Security Administration (TSA) de Estados Unidos.

¿Quién será el terrorista?

“El cansancio era uno de los temas entre nosotros. Pero el central era, en voz baja, quién podría ser el pasajero “terrorista”, pues si los “gringos” dicen eso “es porque debe de ser terrorista”, narra el reportero.

“Revisando a los que estábamos en esa última sección del avión, dos pasajeros confirmaron que ahí no podría estar, porque ‘ninguno tiene cara de musulmán’”, continúa su relato.

Cuenta que durante el viaje se le acercó un tripulante que se identificó como el copiloto, quien le preguntó si él era el “señor Calvo Ospina”. Al decirle que sí, lo invitó a que lo acompañara hasta la parte trasera del avión.

“Y es ahí cuando me dice que soy el ‘responsable’ del desvío de la nave. Quedé atónito. Mi primera reacción fue preguntarle: ¿Usted cree que soy terrorista?”, escribe en la crónica.

Al desembarcar en el aeropuerto, un grupo de civiles y los agentes de migración le solicitaron su pasaporte, y luego le hicieron pasar a un salón.

“Las preguntas más ‘destacadas’ fueron las que hizo el hombre que estaba de pie: ¿Es católico?, le respondí que no, pero que tampoco era musulmán, sabiendo lo ‘determinantemente peligrosa’ en que se ha convertido esta creencia religiosa para ‘ciertas policías’, cuenta el reportero.

¿Por qué a Nicaragua?

“--¿Sabe usar armas? Le respondí que la única vez que tuve una en mis manos estaba muy joven, y había sido una escopeta de caza que me tumbó al dispararla. Que ni siquiera había ido al servicio militar. Les precisé que mi “única arma era escribir, en especial para denunciar al gobierno estadounidense al que yo consideraba terrorista””, indica.

Y añade: “Me preguntaron el porqué iba a Nicaragua (al día siguiente) y expliqué que debía realizar un reportaje para Le Monde Diplomatique”.

Según él, a las 10 y media de la mañana del domingo 19 de abril, no tuvo ningún problema para abordar el avión hacia Managua.

EL NUEVO DIARIO solicitó a la Dirección General de Migración y Extranjería información que confirmara el ingreso o la salida de Hernando Calvo Ospina a suelo nicaragüense durante esta semana. Sin embargo, no se recibió una respuesta positiva. La Cancillería, igualmente, dijo desconocer si el periodista ingresó al país.

Hernando Calvo entrevistó en el pasado a algunos miembros del alto mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, entre ellos el comandante Raúl Reyes, muerto el primero de marzo de 2008. También es reconocido por su postura crítica en contra del gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, de cuya Administración ha presentado evidencias de practicar terrorismo de Estado.

Entre los varios libros que ha publicado se destacan: Don Pablo Escobar, Perú: los senderos posibles, y Bacardí: la guerra oculta.

Intentamos conversar con Jacinto Suárez, encargado de las Relaciones Internaciones del FSLN, para conocer el tipo de relación que el periodista podía tener con el partido sandinista, pero no respondió su teléfono celular.

“¿Hasta dónde va a llegar la paranoia de las autoridades estadounidenses? ¿Y por qué Air France y las autoridades francesas siguen guardando silencio hasta hoy?”, finaliza su crónica Hernando Calvo Ospina.