•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace un año apareció en Potosí, Chinandega, el francés José Daniel Franck Villian, precisamente en Semana Santa, el turista de entonces 31 años de edad, permaneció perdido 36 horas en la montaña del Cosigüina. Las autoridades temieron por su vida, mientras brigadas de rescate rastreaban los senderos para llegar al cráter donde suponían que estaba.

El inquieto explorador llegó a Nicaragua el lunes 4 de abril de 2017, procedente de Guatemala, entró por la frontera del Guasaule y se instaló en León. Desde allí partió el Martes Santo hacia el Cerro Negro, donde le pareció fantásticas las historias de sus repetitivas erupciones.

 Crucero de Semana Santa anima turismo en Occidente

Al siguiente día preguntó sobre otros volcanes e indagó cómo escalar el San Cristóbal y el Cosigüina, y se decidió por el segundo.

Para subir el volcán y bajar la ladera se recomienda contratar un guía.

Le llamó la atención, la violenta explosión del 22 de enero de 1935, ocasión en la que gran parte del cráter voló en pedazos que formaron islotes en el Golfo de Fonseca y cuyas cenizas recorrieron el cielo hasta llegar a Jamaica y la misma Ciudad de México.

Llegó a Potosí el Viernes de Crucifixión y enseguida quiso subir a la cúspide, pero no consideró necesario auxiliarse de un guía comunal.

Su paseo comenzó bien, primero por el mirador de los tres países y después un recorrido por el contorno del cráter. Fue allí que lo que parecía ser divertido, se volvió una angustia.

 Intur realiza competencia remo en el lago de Nicaragua

Bismark Aquino, guía turística especializado de la zona comenta que la desaparición de Villain es una de las peores experiencias que le ha tocado vivir en Potosí, porque los turistas confían que “como usan GPS como herramienta para orientarse, es suficiente para subir y bajar. No toman en cuenta que hay un bosque espeso y los senderos no siempre están limpios y la batería puede descargarse”, entre otros inconvenientes.

Tres senderos conducen al cráter del Cosigüina.

Franck Villian, permanece en contacto con Rafael Castro, propietario del Hotel Brisas del Golfo, sitio al que volvió después de ser dado de alta del hospital para restablecerse de la deshidratación, caídas y torceduras que vivió en su periplo volcánico.

Una semana duró su recuperación. Un año después, como recordando los días sagrados que lo llevaron al borde de la muerte, vuelve a llamar por teléfono a Potosí para anunciar que en los meses venideros volverá, ahora con toda su familia.

 300 mil turistas van a las playas en primeros días de Semana Santa Nicaragua

Atención mundial

Lejos de provocar el temor en los turistas, la aventura de Villain, que traducido significa “villano”, llama la atención de muchos buscadores de aventura, lo que se llama turismo extremo.

“Busqué en Internet algunas páginas y me llevaron a Potosí, Nicaragua. Me contacté con los dueños de un hotel para reservar y escalar la montaña”, cuenta con su español básico, Frank Betzholh (30), un turista alemán.

Aprender otro idioma es interesante para Betzholh, sin embargo, le emocionó mucho contemplar la flora y la fauna, la inmensidad de la naturaleza y la laguna cratérica del volcán Cosigüina, estos son atractivos mayúsculos para un centenar de jóvenes europeos que a lo largo de la Semana Santa, ocuparon las diez habitaciones del único hotel de Potosí, pues el lugar, es un pequeño poblado, a pesar que es el segundo de los tres municipios del puerto de Chinandega.

Turista y guía celebran el ascenso.

Perdidos y hallados

Que turistas se pierdan al escalar el Cosigüina es más común de lo imaginado.

La turista canadiense Sandra Lear Howard, se perdió junto a su marido Albert Andrew, apenas días antes que Villain. Se hospedó en el Hotel Redwood, del balneario de Mechapa, jurisdicción de Cosigüina.

En esas mismas condiciones el 4 de septiembre del 2015, la turista israelí, Yucenly Tyyacount, se extravió en la misma reserva y fue buscada por 24 horas.

En junio de 2016 fueron rescatados varios jóvenes que estuvieron extraviados varios días. El grupo de muchachos, oriundos de la zona, se había perdido mientras iban de cacería en las inmediaciones del coloso.

El pico del volcán Cosigüina alcanza los 859 metros de altura. Actualmente hay un app que ofrece el tour a europeos.

Cómo llegar a Potosí

La aplicación donde se ofrece el tour al Cosigüina aparece posteado en Internet y fue idea de un cliente de nacionalidad francesa que le enseñó a Rafael Castro cómo vender el sitio turístico a los europeos. 

“Aquí hay aguas termales, se escala el volcán, se monta a caballo, se baña en una playa virgen y vive el turismo rural, con mucha seguridad”, dijo Castro quien afirmó que también recibe turistas del norte de Nicaragua.

Potosí, es el último poblado del municipio de El Viejo. Está situado a 70 kilómetros de Chinandega, a orillas del Golfo de Fonseca y atrae al turismo alemán, francés y escandinavo, porque todos ellos aman escalar un pico de 859 metros de altura sobre el nivel del mar, haciendo una caminata de tres horas hacia arriba hasta llegar a la cima.

Aquino, el guía turístico del Hotel Brisas del Golfo apunta: “A los huéspedes se les ofrecen tres senderos para ir al cráter. En Los Jovos la caminata es de dos horas y media. El del cementerio es de tres horas y el de Cabo de Horno, es de tres y media hora”.

El guía clasifica la ruta por edad. Los jóvenes pueden usar los dos primeros senderos, las personas de la tercera edad o la familia que va con niños pueden subir por camino accesible con vehículo 4X4 y caminar hora y media, que es menos agotador. 

“Pero todos los que suben, deben llevar o consumir al menos dos litros de agua, porque el clima del verano, hace transpirar y perder líquidos, eso hace más agotador el camino”, aconsejó.