•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 283 personas fueron rescatadas con vida por los socorristas de la Cruz Roja Nicaragüense (CRN) esta Semana Santa, 54 personas menos que en el 2017 cuando se logró salvar a 337 personas, según cifras oficiales de la benemérita institución. 

Además señalan que este año hubo un total de 31,563 servicios prestados a la población, es decir, una disminución de 2,831 atenciones, ya que en el 2017 se realizaron 34,394 atenciones.

Liseth Guido, responsable de comunicación, aseguró que entre las principales causas de la disminución de los servicios de la CRN este año durante la Semana Mayor fue la menor cantidad de veraneantes en las playas en comparación con años anteriores.

“No fue tanto por la falta de dinero, porque estuvimos en los 129 lugares que habíamos dicho, solamente disminuyeron diez balnearios , sino que los balnearios no tuvieron tanta cobertura de la gente como otros años que se abarrotaban de gente. Hubo días que estuvieron llenos los balnearios como el sábado, pero jueves y viernes no estaban tan llenos”, señaló Guido.

Además manifestó que a pesar que hubo más ahogados que el año pasado, los veraneantes acataban más las orientaciones.

 “La mayoría de las personas reportadas (ahogadas) en nuestros balnearios fue con dos aspectos esenciales: en estado de ebriedad y la mayoría eranhombres, dijo Guido. 

Las atenciones

Por su parte, Auner García, director general de la Cruz Roja explicó que para ejecutar el Plan Verano se contó con 2,000 voluntarios, quienes trabajaron en las playas y en 40 puestos de carreteras.

En cuanto a las atenciones brindadas destacó que este año hubo 68 niños extraviados, es decir 19 menos que el año pasado cuando se reportaron 87 menores perdidos. 

“Los padres sí acataron nuestras orientaciones como tal. Sin embargo, insisto, hay un número mínimo de familias que no están siguiendo nuestras recomendaciones y vemos que las cantidades siguen siendo altas y necesitamos cuidar de nuestros niños”, afirmó García.

Por otro lado dijo que este año apenas hubo 6 personas con quemaduras de medusas, menos 102 casos que el año pasado que se reportaron 108 casos.

Además hubo un aumento de los accidentes de tránsito, ya que ocurrieron 103, es decir 55 más que en el 2017 al reportarse apenas 55. 

“Los accidentes (que la Cruz Roja atendió) reportan tres fallecidos: uno en Masaya, otro en Rivas y en Chinandega. Sin embargo, aunque aumentaron los accidentes de tránsito, las personas fallecidas en accidentes de tránsito disminuyeron en comparación con el año 2017, estamos en menos 6, porque ese año murieron 9 personas”, dijo el director de la CRN.