• |
  • |
  • END

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, comentó que diferentes sectores de nuestra economía, como las empresas textiles de zona franca, donde se han perdido 23 mil empleos en menos de tres años, están en crisis, pero el Presidente de la República, Daniel Ortega, continúa enviando mensajes negativos a nivel internacional y poniendo en alerta a la inversión extranjera en Nicaragua.

“Ya en la presentación de la agenda Cosep 2009, de manera personal se planteó al Presidente que sus discursos deben tomar en cuenta situaciones que busquen unir y no acrecentar la división que ya hay en el país; en segundo lugar, se pidió que su discurso debe buscar cómo afianzar las relaciones comerciales con nuestros socios que tenemos y seguiremos teniendo”, expresó Aguerri, refiriéndose a las declaraciones confrontativas presentadas contra la Embajada estadounidense.

Discurso en dirección distinta

Señaló que el discurso presidencial tiene que empujar a eso, mientras enfrentamos una crisis que afecta exportaciones, remesas, créditos, turismo e inversión extranjera. En especial esta última, que es impactada de manera directa, mientras existe una férrea competencia internacional.

“Tenemos que hacer un esfuerzo, y por eso es que sus discursos son preocupantes cuando van en una dirección distinta a entender que la crisis es una realidad de la que no podemos escapar”, comentó el presidente del Cosep, mencionando que internamente comprendemos que su discurso tiene que ver con su carácter político, pero desde el punto de vista de los inversionistas representa inestabilidad y el temor de poner capital en un país poco confiable, donde el Presidente arremete contra la Embajada norteamericana.

“Si empezamos a ver qué está sucediendo en los diferentes sectores del país, observaremos la caída de ventas, que ya está teniendo impacto en el empleo. Algo que también es preocupación del sector sindical sandinista y no sandinista, que no quieren seguir perdiendo empleos”, agregó.

Se necesita reconversión

Por su parte, Luis Barrantes, sindicalista de la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar”, comentó que las pérdidas de empleos son lamentables, y que están haciendo los esfuerzos necesarios para llegar a acuerdos satisfactorios, sin embargo, el gobierno debe impulsar la productividad y la reconversión ocupacional.

“Estamos en crisis económica, y aquí todos tenemos que poner de nuestra parte. Más allá de la situación política, no podemos poner nuestras esperanzas en el capital ‘golondrina’ de las textileras, necesitamos empresas que dejen valor agregado al país con capacidad de productividad”, comentó Barrantes, señalando que en Nicaragua se necesita una discusión a fondo para la preservación del empleo.