• |
  • |
  • END

La falta de agua potable en días pasados, que afectó a unos 15 barrios tipitapeños, obligó a pobladores del asentamiento “Orontes Centeno” a conectarse a la tubería madre por donde se conduce el vital líquido que abastece a varias comunidades de ese municipio, por lo que este jueves por la mañana, decenas de personas afectadas se plantaron frente a las oficinas comerciales de Enacal a exigir que se restableciera el servicio.

Patricia Guido, delegada a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) de Tipitapa, atendió a una comisión de los pobladores, y les explicó que debido a las conexiones ilegales, la presión del agua en las tuberías no era suficiente para que los barrios altos recibieran el vital líquido en sus grifos.

Población debe contribuir

“La población del ‘Orontes Centeno’ está perforando los tubos madres de dos y tres pulgadas, y cuando se abrieron las compuertas del tanque el día de ayer (miércoles) por la noche, se fugó toda el agua en el sector de El Guanacaste, donde la Alcaldía estaba haciendo un drenaje”, dijo Guido.

Aseguró que los técnicos de Enacal hicieron las reparaciones de esas tuberías en horas tempranas de la mañana de este jueves, pero que el servicio no llegaría sino hasta que el tanque, ubicado en el pozo número cinco de La Majada, se llene y se abran las compuertas para abastecer a todos sus usuarios.

Sin embargo, advirtió que si los pobladores continúan rompiendo las tuberías, entonces el vital líquido no llegará a las casas de los barrios altos, que se estima son unos cinco, entre ellos el “Orontes Centeno” y el “Jorge Navarro” números uno y dos.

Enacal debe responder

Ramón López, delegado del Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores (Indec), reconoció que algunos usuarios rompieron la tubería, sin embargo culpó a Elba Huete, Gerente Comercial, y a la directora de acueductos, María Alejandra, ambas funcionarias de Enacal, pues según él, ellas supieron del problema de desabastecimiento de agua potable que hay en Tipitapa cuando visitaron ese municipio hace un mes, “pero no han hecho nada”.

Y es que desde el martes de la semana pasada, al menos 15 barrios de Tipitapa han tenido problemas de desabastecimiento de agua potable por desperfectos en el equipo de bombeo del pozo de La Majada o por falta de fluido eléctrico en la zona, según ha manifestado el jefe de electromecánica de Enacal, Félix Estrada.

“Es cierto que ya la bomba está reparada y está funcionando, pero tenés un mes más 15 días que no les llega el agua a los barrios altos, como en el ‘Orontes Centeno’; a la gente no le llega todavía, y eso hizo que en algunos lugares (las tuberías) fueran abiertas, algunos de dos pulgadas, y otras de dos y media”, justificó López.

Urge inversión de Enacal

Posteriormente, los pobladores, en compañía de los técnicos y de la delegada de Enacal, se trasladaron a la zona en donde los pobladores rompieron la tubería. Guido les mostró que las conexiones habían sido reparadas y luego se movilizaron hacia el pozo de La Majada, al sur de Tipitapa, para explicarles el procedimiento de llenado del tanque.