• |
  • |
  • END

Las autoridades de Defensa Civil esperan que hoy sea un “día clave” para el desarrollo del fuerte oleaje que ha registrado un incremento de su actividad durante esta semana en las costas del Pacífico nicaragüense, a consecuencia de una “baja extra tropical” originada en el hemisferio sur.

“Todavía está en pie la alerta temprana decretada el miércoles, ya que es posible que mañana (hoy) sea un día clave en todo este fenómeno”, indicó el teniente coronel Gilberto Narváez, segundo jefe de la Defensa Civil, quien también señaló que han incrementado las recomendaciones y medidas de seguridad para evitar algunas situaciones de riesgo.

Narváez informó que varios equipos de Defensa Civil se han desplegado en territorios de costas bajas, para duplicar el patrullaje, tales como Punta Caliente, Corinto, Paso Caballos, Las Peñitas y Masachapa, entre otros.

Los comités de socorro de Jiquilillo, Padre Ramos, Los Zorros, Corinto, El Realejo, Puerto Morazán y El Viejo ya se encuentran activados, debido al alto oleaje pronosticado para hoy, que podría alcanzar hasta los tres metros de altura.

Durante un recorrido por las playas de Jiquilillo, EL NUEVO DIARIO comprobó altas marejadas que mantienen restringida la pesca para evitar tragedias como la ocurrida el tres de febrero del corriente año, cuando naufragó la embarcación “Salmo 91” y perecieron cinco pescadores originarios de la comarca Villa Francia.

Pescadores no se expondrán

Varios pescadores dijeron que no se expondrían a accidentes y que saldrán a realizar sus labores de pesca hasta que baje el oleaje, porque en estos momentos el “mar está picado”.

Tal es el caso de Allan Bravo, quien reconoció que aunque sus ingresos económicos se ven disminuidos, es más valiosa la vida, por lo que acatarán plenamente la orden de restricción para aventurarse en el mar.

“El mar está ruidoso (picado y pelotoso). Como líder comarcal he comunicado la advertencia a los 150 pescadores y pobladores de Jiquilillo, Padre Ramos y Los Zorros, para que no entren a las playas, y estoy satisfecho porque han acatado la recomendación”, expresó Andrés Maradiaga Ríos, desde su pequeño rancho que funciona como puesto de mando de la Defensa Civil.

Añadió que con un radio comunica cualquier acontecimiento al comité de socorro departamental y municipal de Chinandega y de El Viejo.

La Defensa Civil mantiene una red de comunicación con poblaciones cercanas a las costas del Pacífico y con los puestos de mando de Chinandega y de Managua.

El sábado podría reanudarse la pesca

El mayor Carlos Cáceres se mostró satisfecho por la respuesta de los pescadores, turistas y surfistas de no entrar al mar debido al alto oleaje. “Así evitamos víctimas, porque hoy viernes se espera que este fenómeno natural se intensifique”, dijo el oficial.

“El mar es traicionero, es mejor que los pescadores pierdan un día de trabajo y no que se expongan al peligro. El sábado podrían reanudarse las labores de pesca, esperaremos las recomendaciones del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, para comunicarlas a los trabajadores del mar”, expresó el funcionario, quien añadió que las olas podrían aumentar a tres metros y las velocidades de los vientos a sesenta kilómetros por hora, lo que representa peligro.

La delegación del Ministerio de Educación del municipio de El Viejo suspendió las clases el jueves y hoy viernes en las localidades cercanas a las playas, las cuales se reanudarán el próximo lunes, si el pronóstico lo permite.

Por su parte, Marcio Baca, Director General de Meteorología de Ineter, aseguró que la situación en el mar no ha presentado mayores cambios y se sigue manteniendo la misma situación con el oleaje.