•  |
  •  |
  • EFE

Nicaragua ajustará sus planes para enfrentar los incendios forestales en el mes de abril con el objetivo de evitar pérdidas de cobertura forestal en el mes más seco del año, informó hoy el Gobierno local.

Los jefes de las instituciones que integran el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) serán convocados en los próximos días, para realizar la actualización en todo el país, dijo la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Incendio consume 2,200 manzanas de tierra en Juigalpa

"Estamos en la etapa más seca del (año), siguen los vientos, y también empezamos a preparar las tierras para sembrar, y muchas veces se sigue utilizando la quema como método (de limpieza de las tierras) en la agricultura", afirmó Murillo.

Los incendios forestales están entre las principales causas de desaparición de bosques en Nicaragua.

Abril es el quinto mes de la temporada seca del año en Nicaragua, que se extiende por seis meses, con lo cual los campos se vuelven áridos y fáciles de incendiar, a eso se suman los vientos, que en esta época pueden alcanzar los 25 kilómetros por hora, adicionalmente los productores suelen eliminar la maleza utilizando las quemas agrícolas, lo que da como resultado un alto riesgo de incendios forestales.

Incendio forestal afecta a San Rafael del Sur

En marzo pasado 900 hectáreas de bosques de pino fueron calcinadas por un incendio forestal en el municipio de Dipilto, fronterizo con Honduras, y apenas la semana pasada otra quema redujo a cenizas 178 hectáreas de bosques de robles, pinos, arbustos y monte en cinco municipios del Pacífico de Nicaragua.

Los jefes de las instituciones que integran el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) serán convocados en los próximos días, para realizar la actualización en todo el país

Los incendios forestales están entre las principales causas de desaparición de bosques en Nicaragua.

Nicaragua reporta 178 hectáreas de cobertura forestal calcinadas

El país centroamericano pierde unas 70.000 hectáreas de cobertura forestal cada año, según datos oficiales.